BMW M 1000 RR ASÍ ES LA DEPORTIVA MÁS RADICAL