noticias |

AC4: Frenos y suspensiones

DÍA 5: Dos aspectos que nos sorprendieron muy gratamente son la performance de frenos y suspensiones. Ambos aprueban con creces.

Tal como sucede con la dotación de iluminación, el equipamiento de frenos y suspensiones está muy bien logrado para un producto de su valor. Los discos para ambas ruedas y la horquilla invertida así lo demuestran. El seteo de las suspensiones, tanto de la horquilla como del monoshock, muestran un comportamiento tirando a lo firme que no por eso penaliza el confort de marcha en calles de asfalto irregular; pero sí, transmiten un plus de seguridad y aplomo en tramos de vías rápidas. Adelante la horquilla invertida no permite ningún tipo de regulación, no así el monoshock que ofrece el clásico ajuste en precarga del resorte.

¿Querés COMPRAR una GILERA AC4 al mejor precio? Dejá tus datos acá

Los frenos, con disco en ambas ruedas, están a la altura de las circunstancias y de las prestaciones ofrecidas por esta AC4 de Gilera. Con formato del tipo wave, el disco delantero es mordido por una pinza de doble pistón, mientras que el trasero actúa mediante un cáliper de pistón simple. La sensación en los comandos (manija y pedal) nos resultó algo esponjosa, pero creemos con seguridad que se debía a que nuestra unidad de prueba aún no contaba con su período de asentamiento.

En el aspecto que se nota “economía” es en el de los neumáticos. La verdad que la calidad de los neumáticos de origen chino no convence para nada y hacen mella en un conjunto bien resuelto. Tal como pasa en la mayoría de las motos chinas/indias, es recomendable cambiar los neumáticos por unos de marca reconocida (no hace falta que sean alemanes, unos buenos brasileros son suficientes) para obtener un mejor desempeño tanto en seco como en mojado, en frenada y curvas también. En cuanto a medidas, calza neumáticos en 100/80 delante y 130/70 detrás, siempre sobre unas bonitas llantas de aleación de 17” con los rayos diamantados.