noticias |

¿Cómo hizo Honda para ser lo que es hoy? Así funcionaba hace 60 años

Honda sacó a relucir imágenes registradas de su fábrica japonesa de más de 60 años atrás y nos muestra cómo se forjó su grandeza actual.

Hablar de Honda trae a la mente de manera inmediata grandes motos, modelos icónicos y el éxito de una firma que se mantiene a lo largo de los años. Pero, ¿cómo hizo Honda para forjar ese éxito? Bueno, hoy sacó a relucir un registro de imágenes de hace más de 60 años que muestran la forma de trabajar en la planta japonesa hace más de medio siglo.

Honda fabrica 1960

La historia de Honda se remonta hasta el día en que Soichiro Honda le puso un motor a su bicicleta, frustrado porque era demasiado lenta, y la convirtió en moto. Fabricó así su primera moto, y como vio que su idea podía ayudar a Japón y al mundo a moverse, tuvo la idea de poner su fábrica en 1949.

Te puede interesar
Después de la BMW R 1300 GS, ¿se vienen más modelos con ese motor?

Precisión e ingeniería japonesa fueron los ingredientes para que solo diez años después, en 1959, Honda ganase las primeras carreras en el mundial de motociclismo. Y para la década del ’60 ya era de las primeras fábricas mundiales en producción de motos, un hito que incluso hasta hoy se mantiene intacto.

La fábrica tokiota guarda un documento inédito de aquella época: ‘This is Honda’, o ‘Esto es Honda’, una serie de vídeos grabados en 1962 que mostraban cómo de impresionante y surrealista era la fábrica de motos que tenían (y tienen) en Japón. Aunque está en japonés, y a pesar de poner subtítulos en español, todo lo que necesitas es tener muy buena vista. Cada segundo del vídeo es una explicación gráfica de por qué los japoneses triunfaron y son conocidos por su exagerada meticulosidad.

Te puede interesar
Resumen semanal: Honda, Kawasaki, KTM y más

Honda fabrica 1960

revista lamoto digital

En comparación, las líneas de producción han cambiado. De los miles de operarios que había entonces ahora hay unos pocos, respaldados por la gran maquinaria que tanto facilita el trabajo. La familia forma parte de la fábrica, incluso organizan carreras con sus hijos, y es notoria la entrega y pasión con la que prueban las motos que salen de la fábrica.

También explican uno de sus mayores éxitos: un departamento dedicado a la fabricación de máquinas para ellos. Honda dice que querían crear sus propias herramientas en lugar de depender de otros fabricantes. Lo que tampoco ha cambiado son los monos blancos. Es sinónimo de un ambiente impoluto, y también una forma de control indirecta: «Los buenos productos proceden de lugares de trabajo limpios».

Esta filosofía es increíble. Claro, al ser blancos es muchísimo más notorio cuando se ensucian o manchan, y hace evidente el hecho de que algo está fallando en la fábrica. Es una práctica que incluso hoy se mantiene intacta y contribuye a que Honda sea la referente que es cuando hablamos de motos.

Te puede interesar
Honda, Harley-Davidson y BMW se oponen al ataque de Rusia a Ucrania

Honda fabrica 1960