noticias |

Conocé la Kawasaki KLR650 Diesel del ejército de EEUU

La M1030M1 fue la solución para la unificación de combustibles entre los distintos vehículos de las tropas. Te contamos todos los detalles de este verdadero “tanque”.

Fruto de la necesidad de solucionar el problema de unificar el tipo de combustible en la flota del ejército de Estados Unidos, ya que lo más lógico era utilizar un único combustible para todo, nació el JP-8, un derivado del queroseno para aviones. Al decidir incorporar motos a la flota, tuvieron que buscar la forma de poder usar el JP-8 con ellas y así fue como nacieron estas increíbles Kawasaki M1030M1 que no son más que una transformación de la Kawasaki KLR650.

La idea fue de Hayes Diversified Technologies, empresa que se dio cuenta de que sólo hacía falta equipar una moto con un motor diesel, ya que estos se pueden alimentar con el JP-8.

La elección de la moto ya nada tenía que ver con el combustible, sino más bien con sus cualidades de robustez y aptitudes para todo tipo de terrenos. La Kawasaki KLR650 era por esos tiempos, una moto robusta y resistente, capaz de superar terrenos de difícil acceso para vehículos más grandes, y sobradamente preparada para circular por cualquier terreno.

Para empezar, el motor que montaron era de 611 c.c. y ofrecía una potencia de 30,4 CV. Pese a ser una moto pesada, 167 kg, es capaz de alcanzar una velocidad punta de 140 km/h y, lo más importante, consume 2,5 litros a los 100 a una velocidad media de 90 km/h. Todo ello, con tan solo 5 marchas.

Pero como decíamos, no basta con unificar combustibles para que la Kawasaki Diésel fuese idónea para el ejército. La moto también tenía que ser extremadamente resistente, y en Hayes Diversified Technologies hicieron profundo hincapié en esto.

Sustituyeron cada una de las piezas más vulnerables de la moto, como colocar neumáticos reforzados, montar suspensiones progresivas endurecidas y dotarla de una batería especial que, en caso de rotura no produce fuga de ácido y se puede instalar tumbada sin ningún problema.

El toque final, además de la pintura de camuflaje, fue instalarle un depósito de casi 23 litros que le proporciona una autonomía de casi 1.000 kilómetros.

Sin duda, la Kawasaki M1030M1 es una máquina de guerra y, pese a todas sus ventajas, debía tener un inconveniente: la incomodidad. Las vibraciones de la moto no son precisamente suaves y, la respuesta del motor, es bastante más lenta de lo que esperarías.

La M1030M1 se fabricó entre 2004 y 2008. El Cuerpo de Marines de los EE. UU. Compró 440 unidades, mientras que los países de la OTAN británicos y europeos compraron un número no especificado de unidades.

Un dato de color, sobre todo para coleccionistas, son las subastas que realiza eventualmente el ejército de los Estados Unidos donde más de una vez se pudieron observar estas Kawasaki M1030M1.

También podría interesarte: