noticias |

Coronavirus: ¿qué pasa con las fábricas de motos?

La mayoría de las fábricas están cerrando su producción en Europa, de forma temporal. Las fechas de vuelta a las actividades dependen de cómo avance el virus.

ducati coronavirus planta fabrica 1

Es pronto para saber cómo afectará el COVID-19 al sector de la moto, y en especial a los fabricantes. Pero no hay que ser adivino para imaginar que de una manera nada positiva. Las primeras marcas afectadas fueron las italianas, pero ya se están trasladando a factorías en otros puntos de Europa. Por ejemplo, el caso del gigante alemán BMW, que ha anunciado el cierre de sus plantas en Europa durante al menos cuatro semanas, hasta el 19 de abril.

Por su parte, Ducati tendrá de momento cerrada su producción hasta el 25 de marzo, mientras que MV Agusta no cesa su actividad, pero reduce el personal considerablemente para minimizar los riesgos en la medida de lo posible.

Por otro lado, en Italia se producen multitud de componentes que luego van a las cadenas de montaje de las mejores motos del mercado, y buen ejemplo de ellas es Brembo, que ya ha cerrado varias de sus fábricas. No hay que ser alarmistas, pero desde luego el panorama no pinta nada bien por el momento.

El Grupo PIERER Movility (KTM, Husqvarna), y Pierer Industries (componentes WP) tiene previsto cerrar a partir del 30 de marzo. El mayor fabricante de motos de Europa en Mattighofen, Austria, responderá a la situación actual con una interrupción de funcionamiento y producción hasta el 10 de abril. Esta medida se desencadena por una posible interrupción inminente de la cadena de suministros necesarios para la fabricación de modelos, muchos de ellos procedentes del norte de Italia. Muchos proveedores de la moto están implantados en esta zona italiana gravemente afectada por el coronavirus. Gracias a esta medida, KTM evita una posible interrupción descontrolada de sus actividades y anticipa parte de las vacaciones de la empresa para el verano europeo en este próximo período de Pascua/Semana Santa para estabilizar la cadena de suministro a largo plazo.

Siguiendo con los comunicados recopilados entre los fabricantes, marcas como Sherco, y tras los sucesivos anuncios de los gobiernos español y francés sobre el COVID-19, ha tomado todas las medidas necesarias para proteger a sus empleados y a todos los involucrados en sus actividades.

Por su parte, Yamaha ha suspendido la producción en Italia y Francia. Inicialmente lo hacían hasta el 22 de marzo, pero este plazo ya se amplió. La decisión de cerrar temporalmente las dos instalaciones se tomó para el bienestar y la tranquilidad de la fuerza laboral en Italia y Francia, ambos países donde el distanciamiento social es un componente clave de la estrategia del gobierno para combatir la propagación del coronavirus.

Como vemos, es una situación inédita y la reacción de los mercados es imprevisible. La perspectiva no es del todo esperanzadora, pero fabricantes, filiales y distribuidores se enfrentan al coronavirus con los mismos interrogantes y determinación que todos nosotros, a la espera de que lleguen buenas noticias en la lucha contra la pandemia.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *