noticias |

Se escapó de la policía en ¿un ciclomotor de 30 años a 140km/h?

Ocurrió en España. La policía atrapó a un sospechoso luego de una persecución a alta velocidad a bordo de un ciclomotor modificado.

Cuando hablamos de ciclomotor, lo más alto que se puede conseguir en materia de velocidad es 45 km/h, producto del motor de hasta 50cc. Pero hoy conocimos una historia que nos derrumbó todo conocimiento: un hombre intentó escapar de la policía en un ciclomotor ¡a más de 140km/h!

Ciclomotor a 140 km/h

Por supuesto que el vehículo estaba modificado y más que ciclomotor parecía una moto hecha y derecha, con rendimiento evidente de una moto con motor de 300cc. En este caso, se trata de una Derbi Variant con más de 30 años de edad, que fue sometida a diversas pruebas por parte de los oficiales una vez que la capturaron.

Te puede interesar
Moto-taxis en Buenos Aires: ¿viajar al trabajo en una Honda o Yamaha ajena?

El pasado 20 de septiembre, los oficiales de Pontevedra, España, se encontraron a una persona manejando su ciclomotor de manera temeraria por el tráfico de la ciudad. Esto fue suficiente para intentar frenarlo y que explicase la razón de tanta prisa.

Ciclomotor a 140 km/h

Lo cierto es que en lugar de frenar y explicar, el piloto se dio a la fuga exprimiendo al máximo su «ciclomotor» modificado, dejando atónitos a los oficiales que se lanzaron a la persecución. Finalmente, el conductor logró escapar de la policía tras meterse en una zona peatonal de difícil acceso y, diez días después, la policía encontró la moto abandonada.

Te puede interesar
Filtrada la Royal Enfield Hunter 350: ¿la más barata?

La Derbi atravesó el proceso de pruebas de la ITV española (la VTV de ellos), que arrojó resultados sorprendentes: alcanzaba una velocidad máxima de 144,6 km/h. ¿Cómo consiguió esto? Rectificando su cilindro de 49 a 74 centímetros cúbicos y cambiando culata, piñón y hasta su placa magnética por un rotor. Pero los cambios no solo afectaron a su mecánica, también al escape o a su alumbrado.

Ciclomotor a 140 km/h

Después de verificar a la moto y certificar el delito, el piloto fue finalmente acusado de conducción temeraria,  fuga incluida, y de no contar con seguro obligatorio, ya que el que tenía no se ajustaba a las características técnicas del ciclomotor modificado.