noticias |

La Honda Goldwing suma más tecnología: la inteligencia artificial llega a cualquier parte

Honda patentó un nuevo sistema inteligente que se adapta a una de las características clave de su Goldwing y promete mejorar tus viajes.

En motos como la Honda Goldwing, pensada exclusivamente para viajar y viajar, el confort es parte escencial y que disponga de una protección aerodinámica respetable es directamente obligatorio. En ese apartado, el parabrisas frontal juega un papel fundamental y mejorar su desempeño es justamente el objetivo de la firma del ala en su última patente registrada. ¿Cómo planea hacerlo?

Honda Goldwing en acción

No habrá actualización en cuanto tamaños, pero sí en posibilidades de ajuste: mediante comandos por voz y detección automática, la pantalla de la Goldwing se ajustará por sí sola, sin requerir que el piloto saque sus manos del manillar. Esta última locura de Honda está relacionada con el avance tecnológico que la marca del ala dorada implementa en su turística por excelencia desde hace ya décadas en pos de mejorar su desempeño, el confort y el rendimiento sin que el piloto se desconcentre ni desvíe su atención de la ruta.

Puede parecer innecesario hacer que el ajuste del parabrisas en la Goldwing sea un proceso controlado por computadora, incluyendo micrófonos e incluso cámaras para encontrar la altura y el ángulo correctos para cada escenario, sin embargo Honda encuentra una explicación al trabajar en cada vez más sistemas controlados por voz. ¿Y cómo funciona entonces este parabrisas automático?

Te puede interesar
El lanzamiento oculto en la Benelli Experience llega para rivalizar con Royal Enfield

La solicitud de patente para la pantalla autoajustable de Honda, presentada en Japón, incluye un micrófono montado en el casco del conductor (también podría estar montado en el tanque) para detectar comandos por voz, además de un par de cámaras colocadas en parte superior de los espejos y mirando hacia la cara del conductor. Estos, junto con un interruptor de control montado en una barra, envían su información a una ECU que controla la pantalla a través del mismo tipo de sistema de ajuste eléctrico que ya utiliza la Goldwing desde 2018.

Honda Goldwing 2023 nuevos colores

revista lamoto digital

Si sólo se tuviera en cuenta el micrófono, este captaría el ruido del viento. La ejuste automático llegaría para proteger a este micrófono del viento y, junto con la velocidad en timepo real de la moto, sube o baja el parabrisas para reducir el ruido y las sacudidas. Y acá es donde surge un inconveniente y se hace necesaria la entrada de las cámaras ubicadas en los extremos superiores de los espejos de la Honda Goldwing.

Honda reconoce que en algunas posiciones el parabrisas eléctrico distraerá al conductor, especialmente si el borde superior de la pantalla está directamente en su línea de visión. Dado que los pasajeros vienen en una variedad de formas y tamaños, la patente explica que las cámaras se utilizan para monitorear la posición de los ojos del conductor, empleando esa información para generar una zona de alturas en las que el parabrisas no se detendrá y a las que se adaptará para generar la mejor protección posible desde una posición cercana, ya sea más baja o más alta. 

Entonces surgen dos posibles ajustes para la pantalla de la Goldwing que se podrán seleccionar desde los comandos por voz:

  • prioridad de protección contra el viento”: la pantalla ocasionalmente incidirá en los bordes de la zona prohibida en busca de minimizar el ruido.
  • prioridad de visión”: el parabrisas se mantendrá alejado de la zona de visión, incluso a expensas del ruido adicional.

Te puede interesar
La nueva moto de lujo china que le apunta a la Honda Gold Wing

Honda Goldwing

La patente se puede agregar a una creciente cantidad de innovaciones en las que el departamento de I+D de Honda ha estado trabajando para la Goldwing. Anteriormente hemos visto que Honda tiene la intención de introducir radares delanteros y traseros para habilitar una serie de sistemas de asistencia al conductor que incluyen control de crucero adaptativo, advertencias de punto ciego y frenado para mitigar colisiones, e incluso se está trabajando en sistemas más extremos como asistencia a la dirección.