noticias |

Honda rescató un proyecto único para competirle a Yamaha: ¿de qué se trata?

Honda rescató del olvido un proyecto sin igual que competirá contra una Yamaha particular. Conocé todos los detalles de una moto única.

Desde el 2015 Honda viene coqueteando con la idea de una motocicleta de tres ruedas y recientemente se filtró que la empresa japonesa patentó un “triciclo oscilante de dos ruedas delanteras”. La industria de las motos recibió de buena manera a los triciclos, sin embargo, no muchos fabricantes se embarcaron en la aventura de las tres ruedas. Se puede destacar a Piaggio y sus mP3 y a Yamaha con sus Niken.

Honda contra Yamaha

Con la patente, Honda demuestra que el proyecto para ingresar en este incipiente mundo sigue vivo y además trae bastante novedades como que están desarrollando una tecnología de control de balanceo y frenado automático. A juzgar por el bastidor que trae este prototipo podría inferirse que está basada en la NC750. Se muestran dos suspensiones delanteras a cada lado que se sostienen por unos eslabones en paralelo, algo distinto a la idea que propusieron en 2018 cuando mostraron un esquema de doble paralelogramo deformable independiente.

Te puede interesar
Triumph utiliza su plataforma 660 para darle batalla a la Yamaha Tracer 7 y la BMW F900 XR

La principal novedad que trae consigo esta moto es la capacidad de frenar sola a través del ACC o control de crucero adaptativo que es una realidad en varias motos gracias a los radares que llevan. Según el modelo y la marca, los radares son capaces de intervenir en la potencia y el control electrónico de la suspensión. La intervención del sistema no es muy grande de modo que no se vuelva peligroso. Es decir, una moto que frene sola en una curva puede resultar peligrosa, por eso el sistema está acompañado de distintos avances tecnológicos.

Te puede interesar
CFMoto lanzó la tercera CL-X 700: se completó la gama

Honda contra Yamaha

revista lamoto digital

En primer lugar, se incluye el dispositivo de asistencia al giro que ayuda al balanceo de las dos ruedas delanteras, lo que controla la inclinación de la carrocería del vehículo. Este sistema calcula el par de control de actitud en función del grado de inclinación de las ruedas delanteras y determina si está girando o no. Si va en línea recta, lo mantiene en posición vertical y aplica frenos automáticos. Si determina que el vehículo está girando, aplica los frenos automáticamente mientras genera torsión para mantener la inclinación del vehículo.

Te puede interesar
Kawasaki Eliminator 2024: regresó la cruiser japonesa con estreno de motor, ¿y a qué precio?

Los frenos se aplican solos, pero la dirección depende del conductor, aunque el sistema ayuda a mantener la estabilidad en una curva. De hecho estos controles se vuelven más bajos a medida que aumenta la velocidad de conducción y aumentan a medida que disminuye la velocidad del vehículo. La idea es intervenir activamente en situaciones inestables y de baja velocidad.

Desde Young-Machine, quienes tuvieron acceso a la patente de Honda, remarcan que es imposible saber si este modelo estará disponible comercialmente, pero que con esta tecnología “cualquiera puede disfrutar de una vida segura en moto, incluso si está discapacitado”.

Te puede interesar
Una nueva maxitrail está llegando: ¿quién se puso las pilas en este segmento?

Yamaha Niken GT 2023