noticias |

Honda XR600: historia y vigencia de la moto enduro más anhelada

La Honda XR600 se fabricó entre el ’85 y el 2000, pero nadie que la tenga la cambiaría por una nueva. Conocé sus características.

Con el clima veraniego y sus respectivas actividades en su punto álgido, hay una moto que nos compete y, a su vez, es de las más divertidas: el enduro o cualquier tipo de recorrido off-road. Así es como en los médanos de algunas playas de la Costa Argentina se pueden observar varias motos entre las que se destaca siempre una.

Honda XR600

Esa que despierta el deseo de cualquier idóneo en el tema. Y no: no es un vehículo nuevo. Hablamos de la Honda XR600, íntegramente japonesa y fabricada entre 1985 y 2000 (en los ’90 encontró su clímax), un producto que abunda y que sigue siendo una de las vedettes de cada verano; aún en 2023.

Te puede interesar
Nueva DesertX Rally: así es la Ducati más extrema

Algo de historia

Para 1985 Honda venía del éxito de sus primeras motos masivas para el off-road. Las clásicas XL y XR rojas habían sido un furor y un instrumento de divertimiento para todos los jóvenes de la época. La renovación del modelo, entonces, incluyó varias mejoras como las suspensiones, frenos y motores (también el diseño) y un cambio en las diferentes cilindradas que se ofrecían.

Aunque 600cc sonaban a una utopía sobredimensionada, el éxito en el rendimiento fue tan intenso que se volvió común ver la potencia de la Honda XR600 también en calles. Sus colores blanco, azul y rojo fueron una insignia de la cultura pop motorizada de fines del Siglo XX. Pero, ¿de qué se trataba este tractor que todavía se encuentra entre las motos más codiciadas?

Te puede interesar
Husqvarna renueva en Argentina a su buque insignia Enduro

Honda XR600

revista lamoto digital

Características de la Honda XR600

Vamos a hablar en presente: la moto tiene un motor monocilíndrico SOHC de 591cc. Para sus 125 kilos, sus 46 CV a 6.000 rpm sobran para transformarla en un monstruo al que hay que domar, sobre todo por su par, de 51,9 Nm a 5.000, que en cambios bajos se muestra como una verdadera bestialidad.

A diferencia de varias motos del segmento de esa época, no cuenta con 6 marchas sino con 5. Las suspensiones constan de una horquilla invertida de 43mm y 280mm de recorrido (muchísimo) en la parte de adelante y el famoso Pro-Link de Honda (monoshock regulable) en la parte de atrás.

Te puede interesar
Las mejores motos para aventuras: potencia y durabilidad en cualquier terreno

Honda XR600

El recorrido también era de 280mm. En su modelo más completo frena con un disco delantero y uno trasero. Todo eso va montado sobre un robusto chasis de acero, que a su vez es sostenido por una rueda delantera de 21” y una de 18” atrás. En conclusión, se trata de una mecánica simple (y probadísima en cuanto a performance) e imposible de romper, pero que en caso de hacerlo es de fácil reparación. Y allí se explica su notable vigencia.

Actualidad y precio de la Honda XR600 en la Argentina

Si hay un lugar en el que somos nostálgicos de los fierros que hicieron historia es en la Argentina. Tal vez sea por eso que una Honda XR600 tenga una valuación tan exclusiva. A veces se justifica en su carácter de ícono (colección) y otras en su vigencia para diferentes actividades (de hecho es una moto que se ha utilizado para hacer trabajos rurales al mejor estilo camioneta de campo). Su precio hoy (enero de 2023), hablando de una unidad en óptimas condiciones, oscila entre US$5.000 y US$7.000.

Honda XR600

Justificable o no, lo cierto es que sus repuestos se siguen consiguiendo como agua y a cambio de esa suma el propietario obtiene una moto de las que ya no hay. Y no por hacer demagogia del tiempo pasado, sino porque las marcas ya no se dedican a hacer grandes endureras: las actuales son más purasangre, livianas y pequeñas, o grandes trails que superan los 200 kilos en orden de marcha.

La reducción de costos y el cambio en el mercado han dejado afuera a productos como la Honda XR600, aunque mirándolo desde lo empírico (y notando todas las que todavía andan por calles, playas y campos), las doble propósito de los ’90 están más vigentes que nunca. Y lo estarán, incluso antes que varias actuales, por la calidad de sus materiales. Honda (y Suzuki, y Yamaha, y Kawasaki, para no ser injustos) puede sentir orgullo por ello.