noticias |

Las 10 motos más emblemáticas de la historia

Seleccionamos aquellos modelos que pueden ser consideradas las motos más emblemáticas de la historia y, por ende, las dueñas de un lugar en un hipotético “monte Olimpo”.

Triumph, Vespino, Kawasaki o Aprilia son algunas de las marcas que han escrito parte de la historia grande del mundo de las dos ruedas. Cada uno de los distintos modelos fueron los encargados de marcar grandes hitos tanto en las carreteras como en las pistas de las competencias donde se consagraron como las más laureadas. Sin embargo, no son las únicas que integran podrían integrar un hipotético “monte Olimpo” de las motos más emblemáticas de la historia, en el caso de que existiera.

En La Moto, de todas maneras, nos animamos realizar una selección de 10 motocicletas que se podrían considerar las más emblemáticas de este universo motriz. Modelos que, con el paso del tiempo, se han transformado en leyenda y merecen su reconocimiento. Por supuesto, habrá varias que no incluimos, pero las presentes a continuación merecen la pena recordarlas para entender su existencia.

Triumph Trophy TR6

Triumph Trophy TR6

Uno de los modelos que se han posicionado como uno de los indiscutibles de la historia modelos de las motocicletas es la Trumph Trophy TR6. Popularizada por el actor del cine de Hollywood Steve McQueen, en la película “La gran evasión” de 1963, se fabricó entre 1956 a 1973. Estaba propulsada por un motor bicilíndrico de 649 cm3 que ofrecía hasta 46 CV de potencia a 5.600 rpm, vinculado a una caja de cambios de cuatro velocidades, capaz de llegar a los 177 km/h. Pesaba 166 kg y, en total, se vendieron 71.355 unidades.

Te puede interesar
Cascos para moto: ¿Cuáles son las mejores marcas?

BMW R 90 S

BMW R 90 S

revista lamoto digital

El éxito de BMW como marca también se forjó en el ámbito de las dos ruedas, y una de las máquinas más recordadas fue la BMW R 90 S Daytona, de 1973. Esta motocicleta era conocida como “la huevo frito”, por su decoración que contaba con un corazón bicilíndrico de 900 cc refrigerado por aire. Alimentada por dos carburadores Dell’Orto 38, producía 67 cv de potencia y 76 nm de par motor, y firmaba los 200 km/h. Participó en la mítica Daytona Race del AMA Superbikes. Pesaba 215 kg, en total se produjeron 17.465 unidades.

Te puede interesar
Las 5 mejores motos eléctricas de Argentina

Yamaha RD 350 YPVS

Yamaha RD 350 YPVS

Yamaha RD 350 YPVS es considerada como una de las creaciones más extremas de la década del ’80, para ser una motocicleta de baja cilindrada. Su motor le permitía generar una potencia que rozaba los 60 CV y pesaba 145 kg. Su sistema de válvula de escape YPVS, fue introducido por la marca japonesa en 1983. Incluso, sumó una versión denominada RD 500, con motor V4, aunque no alcanzó la popularidad de la RD 350.

Vespino ALX

Vespino ALX

La Vespino ALX fue otro de los modelos más elegidos por los jóvenes de los años 80. El motivo es simple, se caracterizó por ser la moto con la que los amantes de las dos ruedas solían debutar en este universo. Su motor monocilíndrico de 2 tiempos le daba rienda suelta a grandes velocidades que a los jóvenes de esos años les resultaba difícil imaginar.

Suzuki GSX-R750

Suzuki GSX R750

Suzuki es otra de las firmas que tienen su lugar ganado en el mundo de las motos icónicas. Y una de las referentes de la firma asiática es la GSX R750, de 1986. Una de las palabras mayores del Superbikes, una reputación ganada gracias a las prestaciones que varios pilotos han sabido aprovechar de su motor de cuatro cilindros de 750 cc. Además, este propulsor refrigerado por aire y alimentado por cuatro carburadores brindaban 106 cv para un peso total de 175 kg, gracias a un chasis de aluminio de doble viga.

Te puede interesar
Las 10 mejores motocicletas para principiantes: encuentra la opción ideal para empezar

Honda Africa Twin 750

Honda Africa Twin 750

Entra tantas motos pensadas para el asfalto, vale la pena hacerle un lugar a una de las referentes trail: la Honda XRV 750 Africa Twin, de 1990. Se trató del ejemplar más elegido por los participantes del mítico rally Paris-Dakar, una todoterreno que ganó su lugar por su motor bicilíndrico de 750 cc capaz de producir 60 cv de potencia. Datos no menores son su peso de 209 kg, tanque de gasolina de 24 litros, suspensiones de largo recorrido, y llanta delantera de 21 pulgadas.

Kawasaki ZXR 750 J1

Kawasaki ZXR 750 J1

La Kawasaki ZXR 750 J1, una de las referentes del Campeonato del Mundo de Superbikes más representativas nacida en 1991. Esta moto, que pesaba 195 kg, estaba impulsada por un motor de 750 cc de cuatro cilindros capaz de generar 100 cv, con la opción de llevarlo a 121 cv. Esto y otros atributos la convirtieron en una de las más deseadas.

Te puede interesar
Las mejores motos de bajo cilindraje en Colombia

Aprilia RS 250

Aprilia RS 250

La Aprilia RS 250 es una de las motocicletas por excelencia nacidas en Italia. Su diseño con terminaciones finas se combina a la perfección con lo que es capaz de despertar su motor de origen Suzuki (vj22) le otorgaba casi 70 cv de potencia y la hacía destacarse frente míticas máquinas como las Honda CBR400RR o RVF400, solo por nombrar algunas bestias de 1998.

Yamaha YZF-R7

Yamaha YZF R7

Para 1999, en el mercado apareció la Yamaha YZF R7, la moto creada por la marca japonesa para adueñarse del Campeonato de Superbikes. Para conseguir un ejemplar había que ser un cliente predilecto o muy favorecido por destino: apenas se construyeron 500 unidades. Cada una tenía un propulsor 750 cc de 4 cilindros en línea y 20 válvulas (5 por cilindro), y era capaz de alcanzar los 106 cv.

Te puede interesar
EICMA 2023: ¡Estas son las 5 motos más lindas!

Para los clientes más exigentes, la marca ofreció dos kit deportivos que incrementaba su poder sobre el asfalto. Uno estaba estimado en 12.000 dólares, con el que llegaba a los 160 cv. El otro, costaba unos USD 1000 dólares y creaba un tope de 132 cv.

Ducati 998

Ducati 998

La Ducati 998, de 2002, es una de las motos más bellas creadas por la marca italiana de motos de alta gama y dueña de un reconocimiento indiscutible. Bosquejada en la mente y llevada a la realidad por el afamado diseñador Massimo Tamburini, destacaban las culatas testastretta y su motor, capaz de dar 123 cv, y pesaba 198 kg.

Ducati, en tanto, ofreció a los compradores dos versiones más: una 998s que llegaba a los 136 cv y pesaba 187 kg. Y, otra dedicada a un público más exclusivo, una moto que tuvo una producción limitada de 700 ejemplares conocidos como la 998 FE.