noticias |

Llegan tres modelos de scooter premium: ¿Por qué Honda y Yamaha tiraron la toalla?

Zontes M310, Voge SR4 MAX y Ariic 318 (todas de origen chino) llegan para romper una normalidad que regía hasta hoy: el Kymco Downtown 350 se posicionaba como el único scooter de un segmento que para el mercado argentino podría considerarse premium.

nuevos scooter en Argentina

Estas motos del mismo estilo arribarán el próximo año, en lo que parece una apuesta arriesgada, para inaugurar la nueva categoría. Contarán con una ventaja: todo parece indicar que Honda y Yamaha no quieren jugar este partido en nuestro país, con sus Forza 350 y Xmax 300 respectivamente. Esto, lógico, abre el abanico para una competencia que puede dar que hablar y hasta inventar un nuevo usuario de este tipo de vehículos.

Te puede interesar
Corven presenta su nuevo scooter Expert DOT

Algunas características técnicas de cada scooter

El Zontes M310 tiene 33 CV gracias a un motor DOHC monocilíndrico de 310cc alimentado por una inyección Bosch. Y algo más: tiene dos modos de conducción (sport y eco). La suspensión delantera equipa una horquilla convencional con un recorrido de 115mm. La trasera es de tipo basculante de doble brazo (aluminio) con dos amortiguadores de 94mm de recorrido y precarga. Frena con un sistema ABS con un disco de 260mm (pinza de doble pistón) adelante y otro del mismo diámetro en la rueda de atrás.

Te puede interesar
Voge lanzó un scooter premium con ADN BMW: así es el SR4 350 2022

nuevos scooter en Argentina

El Voge SR4 MAX carga un motor SOHC de 350cc pero menos caballos que el Zontes, ya que tiene 28,5. Se alimenta por inyección y lleva refrigeración líquida. Sus suspensiones son de la marca Kayaba y constan de una horquilla de 35mm en la parte delantera (110mm de recorrido) y de dos amortiguadores (recorrido de 112mm) en un sistema basculante en la parte de atrás. Equipa también control de tracción y un ABS que trabaja en un doble disco delantero de 265mm (pinzas de 4 pistones) y uno simple del mismo diámetro atrás (pistón único).

Te puede interesar
Moderno y diferente, así es el scooter de Zontes

nuevos scooter en Argentina

Por último, algunas especificaciones del Ariic 318: cuenta con un motor de 300cc SOHC, también a inyección y refrigeración líquida. 24 CV a 8.000 rpm son los que declara el fabricante. La suspensión se circunscribe a una horquilla hidráulica delantera y a un basculante de doble amortiguador con precarga atrás.

Un doble disco delantero y uno simple trasero más el ABS correspondiente componen el sistema de frenado del Ariic, que además brilla por sus múltiples funciones tecnológicas de confort, incluso cuando los otros dos scooters protagonistas de esta nota también llevan varios sistemas interesantísimos como sus pantallas o la comodidad del arranque con llave inteligente. Las tres, obviamente, son de embrague centrífugo.

Te puede interesar
Zanella presenta su nuevo scooter ejecutivo con una apuesta fuerte

nuevos scooter en Argentina

¿Pueden funcionar en la Argentina?

Los productos se adivinan buenos, sólido y tecnológicos, de eso no hay dudas. Sin embargo es difícil que un scooter de esta cilindrada no genere desasosiego en un mercado como el nuestro; en un país con una definida cultura fierrera que muchas veces es conservadora.

La pregunta seguramente saldrá fácil: ¿por qué me compraría un scooter de más de 300cc cuando por esa cilindrada (híper respetable) puedo subirme a una moto y cumplir mejores funciones? Y es ahí donde entrarán a la cancha otros jugadores, como el precio (todavía no establecido), los usuarios totalmente nuevos en el mundo de las dos ruedas (con una única tendencia a la comodidad citadina en un vehículo de máximo confort) o las estrategias publicitarias que puedan generar una tendencia. Ésos y otros factores serán claves en el posicionamiento.

Te puede interesar
Mucho diseño y bien equipado: así es el nuevo scooter «deportivo» de Zanella

¿Por qué Honda y Yamaha tiraron la toalla?

Tal vez Honda y Yamaha, con vasta experiencia en estas tierras, no están dispuestas a redoblar la apuesta. Con su imagen de marca, sus precios quizá no les permitirían tirarse a una pileta que por ahora está vacía, sin mencionar los cupos de importación. Acaso, con tantos productos instalados, tienen más para perder que para ganar. Especulaciones aparte, por ahora no darán el presente. Y en ese escenario anida la ilusión de Zontes, Voge y Ariic.