noticias |

Manejamos las Twins de Royal Enfield en EE.UU.

Después de casi 50 años, Royal Enfield vuelve a poner en producción motos con motores bicilíndricos. Una apuesta fuerte de la compañía inglesa con capitales indios para dar el gran salto al mercado global y posicionarse como una marca de peso. Continental GT e Interceptor son los nombres elegidos para estas flamantes 650.

Así fue la presentación que organizó Royal Enfield en las bonitas playas de Santa Cruz, California. Un evento impresionante y con un nivel de detalles organizativos que nos dejaron, francamente, sin palabras. Ni bien llegamos al hotel, ya nos metimos de lleno en el mundo de las nuevas Twins. Había motos por todos lados: en el estacionamiento, en el lobby, en los pasillos de ascensores, en la cafetería. Las motos pasaban eran parte del decorado del hotel y pudimos apreciar en persona la impronta de las máquinas. La primera impresión fue que se trataba de motos grandes y que tenían una posición de conducción para nada forzada. Los próximos dos días prometían mucha diversión, ya que íbamos a manejarlas por las retorcidas rutas de montaña de California. Pero antes, nos esperaba una presentación que cualquier aficionado a las motos hubiera querido presenciar.

Diseño

Mark Wells, el líder de proyecto de las Twins, cuenta, señalando un pizarrón repleto de imágenes, fotos y bocetos de diseño, que: “Ni bien empezamos, teníamos una cosa bien clara: queríamos una Cafe Racer y una Roadster. No teníamos ni idea sobre cómo iban a lucir, ni qué motor tendrían, ni nada. Nos inspiramos en la historia de la marca, en las motos que se utilizaban tanto antes como después de la guerra, en las que modificaban los riders británicos para dar vida a las Cafe Racer, en las motos icónicas de otras marcas y en la información que nos llegaba de cientos de miles de aficionados a las dos ruedas. Y así comenzamos a moldear lo que ven aquí”. Sin duda dieron en el clavo. Si mirás las fotos, vas a entender lo que te digo. Son motos de líneas simples, funcionales, sin muchos argumentos tecnológicos. Son motos esenciales y realmente son hermosas. La paleta de colores que seleccionaron les queda genial. Me gustan todas.

Royal Enfield viaje a USA 3

Técnica

“Para conservar las características retro de la moto, soportar el nuevo motor y al mismo tiempo ofrecer una buena manejabilidad, fuimos por un chasis simple y robusto”, cuentan los ingenieros. “Las suspensiones tenían que acompañar este concepto, pero tenían que ser capaces de absorber las imperfecciones del asfalto sin comprometer el buen andar que se les quería dar a las motos”. Con estas pocas palabras describen un trabajo que roza la perfección. Es un chasis simple, no hay nada mágico acá (doble cuna tradicional atornillable con subchasis incorporado), pero durante el test drive comprobamos su estupenda eficiencia.

Las técnicas utilizadas para crearlo son de lo más modernas y actuales, desde diseños CAD interactivos asistidos por scanners de superficie, impresoras 3D y mezcla de aleaciones diferentes, hasta ensayos de esfuerzo, torsión y rigidez. Claro, al final nos develaron que la famosa firma Harris Performance Team estaba detrás de todo esto, colaborando codo a codo. La suspensión delantera corre a cargo de una horquilla convencional sin regulación, y atrás un par de amortiguadores regulables en compresión y precarga de resorte. Una receta que funcionó 50 años atrás y que, como queda demostrado, funciona hoy también. Los frenos también son muy simples, pero eficaces, ya que utilizan componentes ByBre que, como sabemos, son desarrollados por Brembo. El ABS será de serie para todas las versiones.

“Desde el departamento de diseño nos indicaron que las motos tenían que llevar llantas de 18 pulgadas con 36 rayos en ambos ejes. Estas llantas clásicas tenían que ser calzadas con cubiertas modernas y tenían que adaptarse al peso, configuración y espíritu de las motos para lograr la agilidad que estábamos buscando. No nos gustó ninguna cubierta del mercado, por lo que fuimos con la gente de Pirelli y desarrollamos en conjunto las cubiertas que calzan hoy las motos, las Phantom SportComp”.

Motor

Debo confesar que la primera vez que vi el motor, me pareció excesivamente grande. Si mirás las tapas laterales, entenderás por qué lo digo. Si bien esto puede responder a meros esquemas estéticos, la realidad es que el concepto usado en su construcción responde a esta cuestión. Es un motor robusto, hecho con materiales nobles, pensado para que dure muchísimos kilómetros y tenga espacios de mantenimiento distanciados. Se trata de un bicilíndrico paralelo, 8 válvulas con un calado a 270 grados. Utiliza una tercera biela ciega para contrarrestar las vibraciones. Inyección electrónica y embrague antideslizante son las notas tecnológicas que envuelven a este increíble propulsor. “Probamos con varios calados de motor, pero el de 270 grados fue el que más nos gustó, ya que genera ese ‘pulso burbujeante’ auténtico que estábamos queriendo lograr”. Y de verdad, lo lograron.

Royal Enfield viaje a USA 6

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *