noticias |

Moto Morini X-Cape 650: ¿qué es lo mejor de esta trail italiana?

Repasamos brevemente algunas características de la Moto Morini X-Cape 650, con sus fotos y el video de la prueba completa. Conocela.

Para los que dicen ¿moto qué? Brevemente, les cuento que Moto Morini es una histórica marca fundada en 1937 en Italia, más precisamente en Bolonia, que atravesó y tropezó con varias crisis (en algún momento hasta fue propiedad de Cagiva) y que a día de hoy pertenece al gigante chino Zhongneng. Marca italiana, capitales chinos….esto ya lo vimos en otro lado, ¿no?

¿Todavía no nos seguís en Youtube? ¡Dale, es gratis!

Historia aparte, la actualidad de Moto Morini nos trae esta X-Cape 650 que el mundo conoció en el Salón de Milán de 2019. Dicho sea de paso, en ese momento fue una de las motos más comentadas de la muestra dado su diseño y componentes de primera calidad.

Un punto en el que no tenía idea que esta Morini X-Cape 650 me podía sorprender, es en la ergonomía y comodidad. No importa cuál sea la talla del piloto, seguramente encontrará la configuración adecuada que le permita devorar kilómetros sin que el cuerpo le pase factura. Al clásico ajuste de rotación del manillar, hay que sumarle 3 puntos de fijación de las torretas sobre la tija superior que acercan o alejan el manillar. Siguiendo con las regulaciones, cuenta con ellas en la distancia de las manetas, con la particularidad que utilizan diferentes sistemas, en la del freno delantero dado porque el conjunto completo (bomba + maneta) es de origen Brembo.

Te puede interesar
La trail más vendida no es Honda ni Kawasaki: ¿Cuál es?

Moto Morini X-Cape 650

Sentándonos en esta X-Cape 650 notamos de inmediato como quedamos metidos dentro de la moto, con una altura de manillar bastante elevada. Frente a nosotros un instrumental TFT full color de 7” nos da la bienvenida con toda la información esperable. Además, ofrece conectividad con nuestro Smartphone y monitoreo de presión de neumáticos. Por otro lado, y en lo que uno creería que son modos de conducción, nada que ver, permite cambiar entre dos modos de visualización del instrumental, uno más deportivo y asfaltico (si se quiere), y otro offroad en el cual es posible desactivar el ABS.

Comandos retroiluminados, incluye de balizas o luces de emergencia, y cuatro botones por los que se navega de forma sencilla e intuitiva los menús del instrumental. Lo único que no me gusto, es lo sensible que son estos botones, que al menor roce se activan. Como ya dije, la X-Cape 650 dispone de manetas regulables en distancia y de una toma doble USB para cargar dispositivos. Los espejos, cubren bien lo que sucede a nuestras espaldas.

Te puede interesar
Así son las trail Honda Africa Twin 2024 que llegarán próximamente al mercado

Antes de meternos en lo que tiene que ver con el motor y la parte ciclo, es importante entender en donde el fabricante buscó ofrecer un plus y que resignó para redondear a una trail con una de las mejores relaciones precio/producto. En la X-Cape 650 no vamos a encontrar una electrónica avasallante, ya que no dispone de modos de conducción, control de tracción, control de velocidad crucero, IMU de 6 ejes con todos los controles que se pueden asociar, ni nada por el estilo. En este caso Morini decidió ser austero en cuanto a la electrónica (algo que muchos usuarios valoran) y poner los recursos en una mecánica noble, suspensiones, frenos y hasta neumáticos.

Moto Morini X-Cape 650

revista lamoto digital

La confiabilidad de este motor está fuera de toda discusión. Si tengo que mencionar lo único que me deja gusto a poco de este bloque, tiene que ver con lo planchada de la entrega de potencia hasta las 4 vueltas. De ahí para arriba, de manera progresiva, el motor tiene una buena escalada lineal pero, antes de eso, nada. No es algo de esta X-Cape específicamente, sino propio de esta versión del 650 y que, creo yo, tiene que ver con la adaptación a la Euro5 hecha por los chinos.

Los 213 kg en seco y 230 en orden de marcha, no son pocos para una moto de esta categoría, pero tampoco son mayores o distintos a lo que ostentan sus rivales de segmento. Una vez que la moto se pone en movimiento, ni se sienten. Abandonando el asfalto, dependerá de la habilidad del piloto para que ese peso no sea tan problemático.

En resumen, considero que es una moto muy equilibrada, quizás una de las más de su segmento, entre lo que vale y lo que ofrece. Valoro el equipamiento de primera línea que ostenta en muchos de sus componentes y no extraño tanto lo que adeuda en electrónica, salvo el control de tracción que me parece todo un plus, sobre todo pensando en pilotos que recién empiezan a codearse con estas prestaciones. En cuanto a diseño, ahí sí voy a ser contundente: me encanta.

Moto Morini X-Cape 650