noticias |

Moto o scooter: ¿Cuál es mejor para andar en la ciudad?

Cada vez son más los que eligen las dos ruedas para movilizarse en las capitales. Pero, ¿cuál es más apta para la rutina? ¿Moto? ¿Scooter?

Las ciudades son un caos de tránsito. Si bien en la Argentina se magnifican las vicisitudes de cada problema que puede afectar la fluidez en las calles, el mundo tampoco escapa a esta enfermedad metropolitana que cada vez es peor. Con el panorama ya claro, tanto gobiernos como particulares se vieron obligados a buscar soluciones y acá aparecen las motos y scooters.

scooter Yamaha Fascino 125 negro

 

Las motos (y su proliferación) se presentaron como una de las más satisfactorias: menos emisiones, mejor elusión de embotellamientos, menor consumo, más libertad, alta practicidad para estacionamiento y todas las otras virtudes que los amantes de la actividad ya conocen. La pregunta del tema es: ¿Scooter o moto para este tipo de usos? Tomaremos ejemplos de igual cilindrada (alrededor de los 150cc) de una y otra para establecer la comparación.

Te puede interesar
El scooter retro más vendido: te contamos cual es y cuánto vale

Motores parecidos; estructuras distintas

Es normal que tanto un scooter como una moto de otro tipo equipen un motor de 150cc. Sin embargo, no hay que buscar la diferencia en la cilindrada o potencia sino en la practicidad de usos. El scooter fue diseñada especialmente para el desempeño citadino y una on/off, ya entrando en ejemplos directos, tuvo otro objetivo desde su nacimiento. Pero, ¿por qué compraría alguien una naked, la misma on/off o incluso una trail para la ciudad? Pues porque no sólo la usa para la ciudad sino para la ruta, la tierra o cualquier actividad de ocio que pueda complementarse con la vida laboral. Enfrentaremos al scooter con las otras en los siguientes ítems:

  • Potencia: Lógicamente, andar en la ciudad no requiere un torque exuberante ni velocidades máximas de pista. A una scooter de 150cc (y menos también) le sobra margen para salir de situaciones engorrosas y ahorrar tiempo. A las funciones básicas de una moto en relación a un auto (salir rápido, detener el vehículo en pocos metros, ocupar menos espacio) las cumple perfectamente sin necesidad del tamaño con el que cuentan las de otro tipo.

Te puede interesar
¿Por qué comprar un scooter eléctrico?

Honda gaucha GLH 150 patentamientos

  • Calor en las piernas: Parece una trivialidad, pero hay momentos en que simplemente no se puede esquivar el tránsito. Ante la poca refrigeración del motor, en una moto tipo on/off o una naked, las pantorrillas empiezan a sentir la elevada temperatura. El diseño de una scooter evita que las piernas del conductor queden sin cobertura a merced del impulsor, escape y demás.
  • Autopistas: uno de los pocos puntos en contra de una scooter para el uso citadino. Es que, en ocasiones, por más corto que sea el tramo, la ruta elegida incluye una autopista sin salir de la ciudad. Ahí es donde la masa y la aerodinámica juegan a favor em otras motos de mayor envergadura.
  • Espacio/maniobrabilidad: Lo más interesante de un scooter es su facilidad de movimiento y estacionamiento. Para la ciudad, su conducción es mucho más amena al lado de la dureza de una on/off, el tamaño de una naked o la incómoda relación de una trail (si bien hablamos de motores más chicos) a bajas revoluciones.
  • Consumo/economía: Por varios factores mecánicos como la relación peso/potencia, transmisión, tamaño de las ruedas, etc., un scooter siempre consumirá menos combustible a pesar de contar con la misma cilindrada. Ni hablar si se opta por una alternativa eléctrica.

Te puede interesar
Zanella Ceccato 250 X

Yamaha Fascino 125 negro

  • “Trabajo en moto” vs “en moto al trabajo”: Para el trabajo en moto (mensajería, repartos, etc.) las “comunes” sacan una ventaja amplia sobre el scooter. Por espacio, si hay que incorporar un baúl o soportar peso, el mayor porte siempre implica una ventaja. Si la premisa es desplazarse del hogar hacia la oficina, los puntos detallados más arriba le dan su voto a la scooter.

Entonces: ¿Cuál es más conveniente?

Sin lugar a dudas, para el uso citadino no hay como un scooter. Es una alternativa al auto que incluso es más cómoda en el garage propio. Lógicamente, la ciudad es el único lugar donde este tipo de motocicletas ganan sobre el mercado más popular de las dos ruedas. De todas formas, si la economía personal sólo alcanza para un vehículo y ése es una moto de alrededor de 150cc, no está nada mal que los usos se crucen. En definitiva, estos vehículos significan diversión asegurada; no exclusivamente trabajo y practicidad.