noticias |

Se viene la nueva Yamaha R1: sólo para valientes

Una lista de motos aprobadas por la FIM incluye una Yamaha R1 nueva para 2023 que podría incluir la última novedad de la firma.

Hace algunos días, te contamos que Yamaha planeaba implementar un cambio clave en su R1 que consistía en modificar el sistema de transmisión para que se asemejara al que se utiliza en MotoGP, y ahora la FIM (Federación Internacional de Motociclismo) publicó una lista de motos aprobadas para competición que incluye a la YZF-1000W -nombre interno para la YZF-R1-.

Yamaha R1 FIM

FIM mantiene una hoja de cálculo titulada «Vehículos de competencia reconocidos por la FIM» que incluye modelos aprobados solo para carreras. La lista se compone principalmente de motos de carreras de tipo motocross, enduro, trial y cross country, así como vehículos todo terreno y side-by-side. El documento incluye algunas motos deportivas solo para pista, como las Honda NSF100 y NSF250R, además de una Yamaha R6 Race no homologada que continúa ofreciéndose después de que se descontinuó el modelo legal para la calle.

Te puede interesar
Honda Hawk 11: últimos detalles y fecha de presentación develada

Nueva Yamaha R1 de pista

Se incluye más información sobre la YZF1000W en la misma hoja de cálculo. De acuerdo con lo publicado por FIM, la Yamaha YZF1000W es una moto de carreras en ruta propulsada por un motor de cuatro cilindros y cuatro tiempos con una cilindrada de 998 cc, que también describe el motor de la R1 legal para la calle.

Yamaha R1 FIM

El código de marcado de cuadro proporciona más detalles. La Yamaha R1 tiene un código de marca de marco (esencialmente, el número de identificación del vehículo o VIN) de «JYACN07C», y aplicando el patrón de decodificación VIN típico de Yamaha, podemos hacer algunas deducciones. 

Te puede interesar
Nueva Husqvarna supermotard: ¿KTM gris y blanca?

El significado del VIN

Los primeros tres caracteres «JYA» constituyen el identificador de fabricante mundial estandarizado para los vehículos Yamaha producidos en Japón. Cada moto de la firma de los diapasones que sale de una fábrica en Japón tiene un VIN que comienza con «JYA». La cuarta posición del VIN se define en la Tabla 1 del documento y habitualmente habla del tipo de moto.

Yamaha R1 FIM

La R1 legal para la calle, así como otras motos Yamaha que no son V-Twin, tiene una «R» en este lugar. Sin embargo, la «C» no está definida en el decodificador VIN, pero como todas las unidades en la hoja de cálculo FIM tienen una «C» en este lugar, significaría que hace referencia a un modelo exclusivo para la competencia. La «N» en el código indica el rango de cilindradas en el que se encuentra el modelo, que en este caso va de los 751cc hasta los 1000cc. Los caracteres sexto y séptimo se utilizan para representar el ID del modelo y la YZF1000W es el modelo «07».

Te puede interesar
400 cc y 4 cilindros: la receta japonesa que reeditan los chinos

¿Qué cambios introduce?

Lo principal es el cambio tipo «seamless». ¿Cómo funciona? Con un doble embrague que utiliza actuadores electrónicos y, lógicamente, una gestión electrónica de los mismos para lograr una transmisión contínua, y así evitar la pérdida de potencia a la hora de subir las marchas a toda velocidad.

Yamaha R1

Si bien la inspiración es propia del MotoGP, en el Mundial está prohibido utilizar este tipo de embragues dobles y acciones electrónicas en la transmisión, y las marcas como Honda utilizan el sistema DCT (Dual Clutch Transmission), sistemas mecánicos extraordinariamente eficaces para los que el embrague sólo se utiliza en dos momentos: para salir desde parado y para engranar el punto muerto. Algo muy similar al famoso Quickshifter, pero mucho más sofisticado.

Te puede interesar
Honda Hornet: paso a paso de su creación

Este nuevo equipo de cambio básicamente lograría engranar marchas sin tan siquiera haber desengranado la anterior. De este modo no se generarían perdidas de aceleración, siendo totalmente fluida la transición de una marcha a otra, sin golpes ni cortes de ningún tipo.

Yamaha R1

En definitiva, las velocidades se deslizarían de una manera tan suave y directa que no notaríamos esos pequeños saltos que si hay en una caja de cambios convencional, incluso aunque equipe los sistemas actuales quickshifter. Al igual que en estos sistemas, no tendríamos que cortar gas para efectuar cada cambio, por lo que la ganancia de tiempo entre cada desarrollo sería muy alta respecto a cualquier otro cambio convencional.