noticias |

Adelanto: ¿Por qué comprar una Honda Africa Twin?

La semana próxima llega a nuestro país, pero nosotros ya la manejamos en Europa y la analizamos frente a sus rivales de segmento.

La Honda Africa Twin aporta la mecánica más grande de la comparativa, al límite de la barrera de los 1.000 cc. Si bien es cierto que ya se presentó la nueva CRF 1.100, la 1000 cc todavía está en el mercado desde que aterrizó en 2016. De este modo justificamos su presencia en la prueba para que fuese completa con todas las marcas representadas. La japonesa juega con esa singularidad de estar en terreno de nadie, a medio caballo entre las 800 y las que superan el millar de cubicaje. Mecánicamente la nipona reporta un empuje en el que se nota frente a las demás que tiene más cilindrada, sobre todo en términos de par.

El motor responde de forma efectiva por su linealidad, aunque también la aderezaríamos con un poco de pimienta para salir al campo. Los menos avezados en off road tendrán con esta respuesta un mejor sentir y mayor facilidad para no ir estresados en la siempre exigente conducción en pistas. La Africa nos ofrece una mecánica muy completa en todos sus términos y la comodidad en el manejo de su bicilíndrico cansa menos al piloto.

Tiene una faceta muy buena y es la única que lo admite: dispone de un modo motor “usuario” que el piloto puede programar a gusto, en cuanto a la entrega de potencia, el efecto del freno motor y la intervención del control de tracción. Eso, además de los tres modos programados, entre los que ya se incluye uno, Gravel, específico para campo. En este sentido la Africa permite muchas opciones de ajuste, deja desconectar fácilmente el control de tracción, lo mismo que el ABS, pero es la única que no deja quitarlo del tren delantero. Esto seguramente se debe al gran celo de más de Honda por la seguridad, pero en campo condiciona el manejo de la moto.

La facilidad de uso de la mecánica, gracias también a ser la que mayor par rinde nos deja ganar confianza con ella rápidamente para así meternos en una conducción muy dinámica, que admite con agrado pasos por todo tipo de recorridos, incluso los más técnicos. Eso sí, los desarrollos de cambio quizás quedan algo largos y en las zonas de menor velocidad se puede llegar a usar más la primera que en las otras rivales. De la misma forma, en lo rápido aguanta bien la sexta. Tiene una repuesta marcada por una óptima elasticidad, un concepto que en campo cobra mucho protagonismo.

El golpe de gas de la Africa no asusta, es plano pero con empuje, y el motor reporta buena tracción, algo muy importante en motos que para campo tienen mucho potencial mecánico y un volumen considerable. La parte ciclo tiene el gen propio de toda japonesa, en la que todo se siente bien desde el primer momento con una óptima ergonomía para el piloto, con el manillar algo bajo y los pies apoyados en unas estriberas de plataforma algo pequeñas.

El depósito brinda buen apoyo para las rodillas, encontrado buenos puntos de contacto con el chasis. La cúpula no es regulable en altura y para campo queda algo alta, incluso cuando vamos de pie. Su asiento está entre los menos distanciados del suelo. El chasis, noble y aplomado en campo y la suspensión Showa nos reporta uno de los mejores conjuntos de la prueba. Sobre todo, por la amortiguación que en off road se muestra muy resolutiva y efectiva. Su buena absorción de impactos en off road nos deja llevar un ritmo constante, rápido y sólido, pues no machaca el cuerpo y se guía fácilmente en las zonas más serpenteantes.

Las claves

LA AFRICA TIENE EL MOTOR DE MÁS CUBICAJE Y GOZA DE FORTALEZA EXTRA. PARA OFF ROAD DISPONE DE LA MEJOR SUSPENSIÓN DEL GRUPO.
1. El menú ofrece diferentes modos de uso que permiten programar la configuración del motor al gusto del usuario.
2. Es el motor más grande de la comparativa, lo que no le reporta ventaja en términos de potencia pero sí en cifras de par, ofreciendo una respuesta muy lineal.
3. Dispone de muchos modos de selección y ajuste, incluso de ABS, pero no permite eliminar totalmente su actuación sobre el freno delantero.

DATOS TÉCNICOS
MOTOR

2 cilindros en línea. Refrigeración: líquida. Distribución: DOHC, 4 válvulas por cilindro. Diámetro x carrera: 92 x 75,1 mm. Cilindrada: 998 cc. Rel. de compresión: 10:1. Potencia declarada: 95 CV a 7.500 rpm. Torque declarado: 98 Nm a 6.000 rpm. Alimentación: inyección electrónica.
TRANSMISIÓN
6 velocidades. Embrague: multidisco en baño de aceite. Transmisión secundaria: cadena.

CHASIS
Tubular de simple cuna desdoblada en acero. Suspensión delantera: horquilla invertida de 43 mm. Recorrido: 230 mm. Suspensión trasera: monoamortiguador. Recorrido 220 mm. Freno delantero: doble disco de 310 mm con pinza de 4 pistones. Freno trasero: disco de 256 mm con pinza de 2 pistones. Neumáticos: 90/90-21 y 150/70-18.
OTRAS CIFRAS
Distancia entre ejes: 1.575 mm. Altura asiento: 850 mm. Dep. de combustible: 19 litros. Peso llena: 232 kg. Velocidad máxima: 210 km/h.

One thought on “Adelanto: ¿Por qué comprar una Honda Africa Twin?

  1. Juan dice:

    El enemigo mas importante de cualquier moto sport es el peso, y no veo que honda se haya esmerado. Es una moto touring lenta como las BMW. Siempre y cuando sea mas confiable que las alemanas, cosa que no es difucil de lograr.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *