noticias |

¿Por qué Suzuki es una de las grandes marcas japonesas?

Te contamos al detalle la historia de Suzuki, la marca de motos japonesas que no tiene nada para envidiar.

Suzuki es la tercera gran firma japonesa en lo que respecta a volumen. Sin embargo, tiene poco que envidiarle a cualquiera de las demás marcas orientales tanto en relación a una larga lista de modelos que marcaron una época, como a la importancia de algunas series. Suzuki no era fabricante de motos, pero empezó a serlo luego de la Segunda Guerra Mundial (como tantos otros), cuando Japón tuvo la necesidad de recurrir a medios de transporte sencillos y de bajo costo.

Suzuki Hayabusa acción

Suzuki como marca

Si bien al principio los modelos de Suzuki se llamaban ‘Coleda’ y llevaban el logotipo de la ‘S’ surgido allá por los años ‘50, las motos no adoptaron de manera generalizada su actual denominación hasta varios años después. ¿El motivo? Suzuki es un apellido muy usual en Japón. La producción de la firma se basó inicialmente en modelos económicos y de dos tiempos, con motorizaciones de uno o dos cilindros, y que de inmediato fueron exportados.

Te puede interesar
Suzuki festeja sus primeros 100 años

Suzuki T20

Su primera moto deportiva, creada expresamente con la idea de ser vendida fronteras afuera, fue la T20 de mediados de los ‘60, una unidad de 250 cc cuya finalidad era competir con las Honda CB72 y Yamaha YDS-1, y con la característica principal de ser un vehículo de serie listo para las carreras.

De los 2 a los 4 tiempos

La T20 fue el germen de toda una serie de motos de dos tiempos bicilíndricas que luego tuvieron su máxima expresión en la GT500. La empresa creada por Michio Suzuki apostaba por el motor de dos tiempos y, de hecho, toda su producción se basó en ellos hasta mediados de los años setenta. En 1971 apareció la GT 750 de tres cilindros en línea refrigerada por agua con derivaciones de menor cilindrada enfriadas por aire. La RE-5 con motor rotativo de 500 cc y 62 CV fue presentada en 1975 y, un año más tarde, Suzuki no tuvo más remedio que empezar a lanzar modelos impulsados con motores 4T.

Te puede interesar
Subasta durante las 8 Horas de Suzuka

Suzuki GSX1100

Fue allí cuando se estrenó la serie GS con distribución DOHC en motorizaciones de 750 cc con cuatro cilindros y de 400 cc bicilíndricas. Desde entonces, la sigla GS es la que identifica a los modelos deportivos de la marca. La serie GS se multiplicó en los ‘70 combinada con tres modelos 2T de baja cilindrada. A fines de esa década se creó una de las versiones más carismáticas de Suzuki: la GSX 1100 S Katana, que fue diseñada por Hans Müth y que disponía del motor de 1.075 cc de la GSX (primera moto en declarar 100 CV de serie). En 1982 la firma lanzó su única moto con turbo: la XN85, que contaba con un motor de 673 cc y 85 CV de potencia.

Te puede interesar
Técnica: Suzuki GSX-R1000R

Historia ochentosa

Suzuki GSX-R 750

Otro momento realmente especial en la historia de Suzuki llegó en 1985, cuando fue presentada la GSX-R 750, primera deportiva de gran cilindrada con chasis de aluminio. Esta deportiva recogía la experiencia de los modelos japoneses de 400 cc 4T y de 200 cc 2T que conformaban un segmento de motos de calle realmente muy similares a las ‘carrera cliente’ de competición.

La serie GSX-R que se había estrenado con una 400 en 1984 aún subsiste en nuestros días. En 1985 también se lanzó la RG 500 Gamma, la última de las grandes dos tiempos deportivas basada en las motos que participaban en el mundial. Aunque con cierto retraso, Suzuki también comercializó scooters desde principios de los ‘80, ya que antes su gama se había enfocado sólo en modelos alternativos y motos de pequeño tamaño.

Te puede interesar
Igual a la MotoGP, así es la edición limitada de la Suzuki GSX-R 1000R

Suzuki Hayabusa

Con la llegada de los ‘90 aparecieron las últimas 2T deportivas y se diseñaron los bocetos iniciales de series muy populares como las Bandit. En esta última época, Suzuki aceleró el ritmo de sus novedades de manera constante, generando algunos de los modelos más carismáticos de la actualidad como la Hayabusa (primera moto de serie en alcanzar los 300 km/h), la GSX-R (máxima exponen-te de la generación actual de deportivas) o la B-King (nacida del diseño de una ‘show bike’). También, Suzuki investigó en diversos segmentos como los frutos de la serie TL de altas prestaciones con motorización V2 (V-Strom) o en la radicalización del nicho custom gracias a sus M 1800 Intruder/Boule-vard como máximas exponentes.