noticias |

¿Preso por «colgar» la moto? La dura pena que enfrenta un infractor

La seguridad vial es lo primero. Colgar la moto no solo es ridículo sino que además está multado. ¿Podés ir preso por hacerlo? Hay alguien que sí.

En un sorprendente incidente captado por un radar móvil de la policía alemana, un motociclista fue sorprendido realizando un caballito (también conocido como «wheelie» o «colgar la moto») a una velocidad cercana a los 150 km/h. Este acto temerario quedó registrado por la cámara, revelando de manera inequívoca su matrícula. El motociclista ahora enfrenta una multa considerable, la posibilidad de ser condenado a prisión y la revocación de su licencia de conducir.

Preso por colgar la moto

Montando una Yamaha FZ1, este individuo fue detectado por agentes encubiertos en una zona con límite de velocidad de 70 km/h. Sin conformarse con el desafío inicial, no solo ejecutó la maniobra de levantar la rueda delantera, sino que también duplicó la velocidad, alcanzando los 143 km/h en la rueda trasera.

Te puede interesar
¿Cómo hace BMW para evitar accidentes? Así funciona su nuevo sistema

Identificación a Pesar de las Dificultades

A pesar de las dificultades iniciales para identificar al infractor, varias fotografías confirmaron de manera irrefutable su identidad. La gravedad de su acción no pasó desapercibida, y las autoridades están decididas a tomar medidas ejemplares. En la foto lateral no pudieron determinar la matrícula, pero sí en las otras tantas que le hicieron.

Ahora al dueño de la Yamaha FZ1 le llegará una carta certificada buscando al conductor, y cuando se identifique, una pena más que dolorosa. Según la normativa alemana, solo por el caballito podría recibir una sanción por conducción temeraria que allí será «sancionado con pena privativa de libertad hasta cinco años o multa».

Te puede interesar
Honda se compromete con la seguridad en moto: ¿Cómo funciona su nuevo detector de incidentes?

Consecuencias Legales de un Acto Irresponsable

Moto haciendo wheelie colgar la mot

revista lamoto digital

La magnitud de la infracción conlleva serias consecuencias legales. En el peor de los casos, el motociclista podría enfrentar hasta cinco años de prisión, además de una multa de 600 euros y la suspensión de su licencia de conducir por dos meses. Además, se le restarían dos puntos de su licencia, afectando su historial como conductor.

Es importante resaltar que, si bien en un pasado reciente los tribunales alemanes habían considerado que los caballitos no constituían un delito penal, este incidente de alta velocidad y peligrosidad podría cambiar el rumbo de la jurisprudencia y resultar en una condena a prisión.

Te puede interesar
Protección asegurada para andar por todos lados: las 5 mejores marcas de guantes para motos

KTM 1290 Super Duke R Evo 2022 wheelie

Seguridad Vial y la Responsabilidad

Este incidente pone en evidencia la importancia de la seguridad vial y la responsabilidad individual al volante. Las maniobras arriesgadas no solo ponen en peligro la vida del infractor, sino también la de otros usuarios de la vía. Las autoridades buscan enviar un mensaje claro de que la imprudencia al conducir no será tolerada y que las sanciones se ajustarán a la gravedad de los actos cometidos.