noticias |

Robo de motos: violencia nunca antes vista

En las últimas semanas, se registraron robos de motos con una violencia desmedida. Te contamos el modus operandi de estas bandas. Enterate, difundí y denunciá.

Los hechos de inseguridad que se están registrando, y que los medios y redes sociales difunden, están fuera de control. Que vivimos hace años en un país inseguro, no es ninguna novedad, pero el grado de violencia y de desprecio por la vida que se observan últimamente, es aterrador.

No vamos a entrar en la discusión de a qué se debe, porque no es nuestra función, ni tampoco nos interesa hacer de este tema una discusión de tinte político. Pero la realidad, es que la calle está “muy complicada” y el panorama en el corto y mediano plazo, no es muy esperanzador.

El disparador de esta nota/editorial surge de los reiterados audios y mensajes que nos llegaron en los últimos días acerca del robo de motos y su modus operandi.

robo motos argentina 1

El conurbano, hoy por hoy, se transformó en el ámbito más propicio para las bandas que se dedican al robo de motos. Esto tampoco es una novedad, y más ahora cuando tenemos a las fuerzas de seguridad abocadas a otros menesteres. Lo novedoso es la forma brutal y temeraria con la cual estos delincuentes cometen estos ilícitos, muchos de ellos a plena luz del día.

Sin ir más lejos, hace poquitos días que se repiten robos de motos en zona oeste, en las inmediaciones del acceso. Las declaraciones de las víctimas coinciden en que son perseguidos por motos de cilindrada media y alta (se han visto Africa Twin, Versys 650, KTM 1090, BMW 310GS, Tornado, Falcon, etc., todas robadas, claro) por lo que es muy difícil escapar. Siempre armados, no dudan en dispararle a la víctima con tal de concretar el robo. No obstante, también se han dado casos, donde en medio del Acceso Oeste le han quitado la llave de contacto a la moto de la víctima (encima son habilidosos) con el riesgo enorme que representa quedarse sin tracción en medio de una vía rápida. Muchos de estos motociclistas, no dudan en entregarles de inmediato su rodado para así evitar un momento o un desenlace aún más traumático. Y acá viene lo peor, ya que para estás “basuras humanas” nada es suficiente, y no les tiembla el pulso para gatillarle a la víctima, y en el mejor de los casos, solo herirlos.

Después, “esta gente” publica en grupos de Facebook y cuentas de Instagram fotos con las motos robadas a modo de trofeo. Todos nosotros lo vemos, pero las autoridades no.

No queremos hacerla larga y aburrirlos, así que, amigos motociclistas, a cuidarse. La moto está asegurada, nuestras vidas no. Traten de no circular solos, eviten zonas peligrosas o que sepan que son “calientes”. Difundan y denuncien.

También podría interesarte: