noticias |

Así es la Royal Enfield customizada ideal para viajar bien acompañado

Royal Enfield ofrece todo un mundo de oportunidades a la hora de customizar sus motos, y esta creación es el ejemplo perfecto. Conocé esta 650.

Si hablamos de motos customizables y de accesorios especialmente pensados para modificar tanto el aspecto como la funcionalidad de una moto, rápidamente pensamos en Royal Enfield, tal vez la máxima exponente del mundo custom gracias a su extremadamente amplia gama de accesorios originales con los que crear motos únicas. No por nada es la marca de la que más motos se ven en las diversas redes sociales de los principales talleres dedicados a la customización. Asientos, faros, escapes, protecciones, parrillas, baúles… las opciones son ilimitadas, siempre dependiendo del capital que uno esté dispuesto a invertir.

Royal Enfield 650 customizada

El arte de crear una moto exclusiva no es propio únicamente de un país o de una marca, sino que se trata de una tendencia global con cada día más adeptos. Sino no hay manera de explicar que una Royal Enfield haya llegado a Japón para ser customizada en los talleres de Cherry’s Company, el sitio de customización de motos más famoso en la isla del Pacífico. Y más increíble aun es el resultado de la Cherry’s Challenger, una Royal Enfield Super Meteor 650 con sidecar que se lleva todas las miradas y, a través de las imágenes, transmite elegancia y ganas de viajar.

Te puede interesar
Royal Enfield Interceptor 650: consumo, ergonomía y prestaciones en ruta

Para llevar a cabo esta obra de arte, fue la propia Royal Enfield la que envió una unidad de la Super Meteor hasta Japón con la única condición de mantener su aspecto cruiser, aunque dotando al taller de total libertad para que fabriquen literalmente lo mejor que puedan. Bueno, a criterio nuestro, lo lograron con creces. Kaichiroh Kurosu, dueño y motor de Cherry’s, tuvo la idea de adaptar un sidecar a la Royal, y a partir de aquí, crear una moto totalmente nueva. Kurosu desmontó totalmente la moto y creó su propio sistema de suspensión delantera del tipo Earles, habitual de las décadas de 1950 y 1960.

Te puede interesar
Harley-Davidson lanza su línea Apex Factory para viajar con estilo

Los amortiguadores empleados son unos Koni de estilo clásico, y la llanta delantera ahora es de 21”, tiene exactamente 60 rayos cruzados y carece de freno. Sí, realmente no tiene freno delantero de ningún tipo. Desde ya, toda la potencia de frenado faltante adelante, aparece atrás: en la rueda trasera hay dos discos de freno, y el sidecar tiene también su freno de disco, ambos accionados de manera independiente. Dispone también de un freno de estacionamiento, y la rueda del sidecar también tiene 60 rayos y es de 19”.

Te puede interesar
El lanzamiento oculto en la Benelli Experience llega para rivalizar con Royal Enfield

Royal Enfield 650 customizada

revista lamoto digital

El chasis fue rehecho, con una zona de la pipa de dirección más ligera. Kurosu desplazó el motor ligeramente a la izquierda, con lo que pudo instalar un nuevo basculante y una rueda trasera más ancha. Las demás piezas de la carrocería, sidecar incluido, están hechas a mano, este último en fibra de vidrio. El depósito de acero es de una sola pieza y el escape es también artesanal. Todo lo que sea visible fue retocado o cambiado: tapas laterales, cubierta del faro, el colín, el sistema de escape… Todo en esta moto es nuevo.

Lo que sí se mantiene intacto es el motor propiamente dicho y su rendimiento. Por supuesto que hablamos del motor de 648cc bicilíndrico de cuatro tiempos, SOHC, refrigerado por aire/aceite, asociado a una caja de seis marchas y con inyección electrónica de última generación, empleado por las Interceptor 650 y la Continental GT 650, desarrolla 47CV a 7250 rpm y un par motor máximo de 52,3 Nm a 5.650rpm, donde el 80% se entrega en las primeras 2.000 rpm.

Te puede interesar
CFMoto 800MT Test Ride

De serie en nuestro país, la Super Meteor 650 es una cruiser hecha y derecha. Por su parte, desarrollado en conjunto con la compañía Harris Performance, el chasis completamente nuevo cuenta además con un bastidor tubular de acero, que le otorga un centro de gravedad bajo brindando gran estabilidad a alta velocidad y una ciclística que inspira confianza para los riders de todos los niveles. Cuenta con horquilla delantera invertida de 43 mm con un recorrido de 120 mm de la marca Showa, y en la parte trasera cuenta con un doble amortiguador ajustable en precarga con 101 mm de recorrido.

Te puede interesar
Moto Guzzi celebra los 10 años de su comunidad con la V7 Stone Ten

Royal Enfield 650 customizada

A su vez y para completar el look cruiser de la moto, esta viene equipada con llantas de 19 pulgadas para la rueda delantera con neumático 110/90 – 19 M/C 57H y de 16 pulgadas para la rueda trasera con neumático 150/80 B16 M/C 71H de perfil ancho, con lo cual se obtiene un imponente estilo que a su vez permite disfrutar las rutas con seguridad y confort en travesías prolongadas dada la posición de manejo que es una gran ventaja.