noticias |

Segunda mano: Honda CBX 250 Twister

Su estética deportiva, eficiencia mecánica y la garantía de confiabilidad que sugiere la marca japonesa, la consagraron casi desde su aparición.

La Twister marcó la tendencia del diseño de las motos urbanas: simple, pero deportiva, combinando trazos suaves con algunas aristas filosas. La visibilidad de la instrumentación es óptima. La retroiluminación es correcta y tiene un suave tono naranja. Las estriberas del conductor como las del pasajero ofrecen un excelente grip ya que están recubiertas por una gruesa capa de goma. El tacto de todos los comandos es exquisito. Sobre el manillar izquierdo, la leva del cebador evidencia el sistema de alimentación (carburador), pero el arranque es uno de los mejores que hemos probado en este tipo de motos: basta “acariciar” levemente el botón de encendido para que el propulsor cobre vida. En los primeros metros transmite una sensación de seguridad y control digna de motos de mayor calibre. La potencia aparece cuando se apuran las marchas. Aquí los cambios se sucederán rápida y limpiamente, y el propulsor saldrá a brillar, dando cátedra en lo que a aprovechamiento termodinámico se refiere.

Es sorprendente que un chasis tan sencillo en su concepción sea tan ágil y estable. Tanto la simple horquilla delantera como el monoamortiguador anclado directamente al bonito basculante de aluminio tienen una configuración firme y muy progresiva, que ayuda a lidiar con los accidentes geográficos del asfalto ciudadano. Los frenos acompañan en todo momento. Si bien el trasero sigue siendo un anticuado sistema a tambor de leva simple, se defiende bastante bien. El disco delantero es dosificable y potente, algo con lo que siempre es bueno contar.

Muestra su mejor cara circulando en el intenso tránsito urbano. Gracias a su agilidad y un correcto reparto de pesos se pueden realizar maniobras rápidas y precisas. En curvas el más que satisfactorio agarre de los neumáticos Pirelli transmite seguridad en plena trazada, y el buen equilibrio general y el bajo peso permitirán inclinarse más de lo habitual. Por último, los cambios de dirección se producen con un control total, incluso los más agresivos.

 

A SABER…

> Aquellos que utilicen esta moto como herramienta de trabajo, contarán con robustas asas metálicas y ganchos para atar redes o pulpos.

> El asiento es de una pieza, ancho y confortable, y el tapizado es lo suficientemente resistente como para soportar maltratos recurrentes.

> No hay parámetros de regulación en el tren delantero, pero se puede adecuar a gusto la precarga del resorte en el amortiguador trasero, lo que beneficia el confort de marcha.

> Posee sexta velocidad, que ayuda a reducir el consumo al actuar como un “overdrive”.

DATOS TÉCNICOS

MOTOR: Monocilíndrico, 4T. DOHC, 4 válvulas. Alimentación: carburador de tiro directo. Refrigeración: por aire con radiador de aceite. Cilindrada: 249 cc. Potencia: 24 CV a 8.000 rpm. Arranque: eléctrico.

TRANSMISIÓN: Caja: 6 velocidades. Embrague: manual. Transmisión primaria: cascada de engranajes. Transmisión final: cadena de retenes.

CHASIS: Configuración: cuna simple en tubos redondos de acero, con basculante de aluminio. Suspensión delantera: horquilla telescópica convencional sin regulación. Suspensión trasera: monoamortiguador anclado directamente al basculante con regulación en la precarga del resorte. Freno delantero: disco simple de 276 mm con pinza de doble pistón. Freno trasero: tambor de leva simple de 130 mm. Neumáticos: 100/80-17 y 130/70-17.

DIMENSIONES: Largo / ancho / alto: 2.031 / 746 / 1.057 mm. Distancia entre ejes: 1.369 mm. Altura del asiento: 782 mm.

OTRAS CIFRAS: Tanque de combustible: 16,5 litros. Peso: 139,7 kg.

 

PRECIOS ESTIMATIVOS

Modelos 2014-2016

Entre $85.000 y $110.000

Modelos 2011-2013

Entre $70.000 y $85.000

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: