noticias |

La Suzuki GSX de carreras, lista para la más dura prueba

El equipo oficial de Suzuki presentó la GSX de carreras más preparada y lista para el European Classic Endurance. Conocela en detalle.

El Campeonato Europeo de Resistencia significa para Suzuki la oportunidad de crear versiones extremas de sus modelos más icónicos y presentarlos en esta categoría. Ya ocurrió en 2017 con la Katana GSX1100SD, pero ahora llegó el turno de la Gixxer. Te mostramos la nueva supersport que intentará dejar a Suzuki en lo más alto.

Suzuki Gixxer GSX- R1000K1

En los últimos días se presentó la moto con la que el Suzuki Classic Team se alineará en el Campeonato de Europa de Resistencia Clásica: se trata de un ejemplar desarrollado sobre uno de los modelos más famosos de la marca, la Suzuki GSX- R1000K1, es decir, la primera edición de el famoso deportivo de Hamamatsu ahora fuera de las listas de precios debido a que el motor no cumple con Euro5. Se realizó un trabajo similar en 2017, donde el equipo construyó una magnífica Katana de carreras GSX1100SD para participar en el mismo campeonato.

Te puede interesar
Las nuevas superbikes de Kawasaki están listas para arrasar cualquier circuito

Volviendo a la actualidad, queda muy poco de la Gixxer original: el equipo puso a punto la moto por completo para su nueva función, con una reconstrucción completa del motor, que aprovecha elementos nunca antes vistos, como las levas Yoshimura y un nuevo escape completo en titanio, obviamente sin la homologación mínima para uso en carretera. En cuanto al chasis, destacan un nuevo basculante racing, llantas OZ, frenos Brembo y suspensión K-Tech en la parte de atrás.

Te puede interesar
Finalmente, Buell fabrica a su Hammerhead 1190: ¿A qué precio la ofrecerá?

Suzuki Gixxer GSX- R1000K1

revista lamoto digital

El color blanco y azul también está dedicado al campeonato, mientras que las superestructuras y las luces se mantienen fieles al modelo original a la venta desde principios del nuevo siglo. Encontramos la instrumentación analógica, mientras que el asiento recuerda al de las motos de MotoGP, con una especie de acolchado adhesivo pegado al carenado.

Nathan Colombi, del Team Classic Suzuki dijo: «Disfrutamos compitiendo con la Katana en varios eventos de resistencia en Europa, y también en el Classic TT, sin embargo, una vez que se abrieron las reglas para permitir las GSX-R, tuvimos que involucrarnos y construir nuestra propia moto. Se armó bastante rápido y todavía estamos finalizando nuestros planes para la temporada, pero es genial que las GSX-R1000 ahora pueden competir en carreras clásicas«.

Te puede interesar
Si las motos fueran superhéroes, estos serían sus increíbles diseños

Suzuki Gixxer GSX- R1000K1