noticias |

¿Un scooter con 180 CV? Esta locura es real y funciona de maravillas

Un grupo de amigos le puso un motor de Honda CBR1000RR a un scooter de 50cc para crear una moto tan peligrosa como divertida. Mirá.

Un grupo de amigos se puso como meta un desafío que sonaba tan desafiante como divertido: transplantar el corazón de la Honda CBR1000RR en el cuerpo de un modesto Honda Ruckus, una scooter de 50 cc. ¿El resultado? Una hazaña técnica impresionante y un espectáculo digno de admiración, con un scooter que ahora ruge con 180 CV bajo el asiento.

Honda CBR1000RR-R Fireblade 2022 SP

El proyecto comenzó con la elección de la víctima, el Honda Ruckus, conocido como Zoomer en algunos lugares. El desafío técnico era muy difícil ya que constaba de encajar un motor de 4 cilindros y 1,000 cc en un bastidor diseñado originalmente para una mínima fracción de esa potencia. Y así, con una radial, un soldador y una pizca de experiencia, los amigos comenzaron a trabajar.

Te puede interesar
Las Kawasaki y BMW más potentes, con cuatro ruedas: brutales quads de 200 CV

El trabajo implicó cortar y extender el bastidor del scooter para acomodar el motor masivo. De hecho, la única parte del Ruckus original que permanece es la parte frontal, ya que la parte trasera del bastidor fue completamente remodelada para albergar el nuevo corazón de la bestia.

Índice

El Motor: Renaciendo la Bestia

Motor Honda CBR1000RR en scooter Ruckus

revista lamoto digital

El motor de la Honda CBR1000RR no estaba en las mejores condiciones, pero no fue un impedimento para que este grupo de valientes no llevara a cabo su logro. Lo que vemos en la primera parte del video es un ritual técnico mediante el cual rehabilitan este poderoso corazón mecánico.

Es importante recordar que estamos hablando de un motor de 180 CV en un scooter que originalmente tenía solo 50 cc de potencia. Esto significó que también se necesitaban modificaciones en el sistema de frenos. Para esta tarea, optaron por el sistema de frenos de una Kawasaki ZX-6R, una elección acertada para manejar semejante potencia.

Te puede interesar
La Yamaha YZF-R1 se despide con honores ante el rumor de su sucesora, la R9

Reforzando la Estructura: De 50 cc a 180 CV

Motor Honda CBR1000RR en scooter Ruckus

Un scooter de 50 cc no está diseñado para soportar la torsión y la fuerza de casi 200 CV. Para que este proyecto no se convirtiera en un desastre, los amigos se dedicaron a soldar minuciosamente el bastidor, garantizando que fuera lo suficientemente rígido para soportar el motor, el piloto y toda la potencia que se transmitiría a la rueda trasera, sin que nada se desmontara en dos.

Honda CBR1000RR, hecha scooter

Finalmente, llegamos a la parte emocionante de la historia. Con la moto estructurada y en una sola pieza, el scooter de 1,000 cc no solo se mantiene íntegro, sino que además nos brinda un espectáculo verdaderamente impresionante. Derrapes, saltos y algunos ‘burnouts’ que dejan claro que este es uno de los scooters más brutales en la historia del motociclismo.

Te puede interesar
Este scooter venía con un iPhone de regalo y podría ser fabricado por BMW

En conclusión, este proyecto demuestra que la pasión, la determinación y la habilidad técnica pueden convertir un modesto scooter de 50 cc en una máquina de 180 CV capaz de desafiar las expectativas y dejar a todos con la boca abierta. Un ejemplo inspirador de lo que se puede lograr cuando los amantes de las dos ruedas deciden desafiar los límites de la ingeniería y la imaginación.