noticias |

Yamaha nos acerca al futuro ¿De qué se trata este avance?

Yamaha desarrolla un sistema autónomo que hace que la moto se equilibre sola de 0 a 5km de velocidad.

La marca japonesa viene sorprendiendo últimamente con grandes avances tecnológicos. En principio con el Motobot que, el cual, era un robot capaz de pilotar una Yamaha R1 y ahora con el modelo AMSAS que ayuda a estabilizar la moto de forma automática y así podrá evitar varios accidentes en el futuro. La prueba de esta tecnologia fue realizada en Japón donde la marca tiene su base para este tipo de acciones.

Yamaha AMSAS

Es habitual que al piloto se le desestabilice la moto a muy baja velocidad, es que justamente la moto todavía no tiene inercia suficiente como para mantener el equilibrio. Un pequeño resbalón, un contrapeso mal hecho o cualquier otro pequeño desliz puede provocar terminar en el piso. (continua abajo)

Te puede interesar
¡Una moto eléctrica que funciona ¿ADENTRO DEL MAR?!

En otras noticias, te mostramos nuestro último operativo. Todo lo que necesitás saber de la Royal Enfield Interceptor 650 en ruta: consumo, autonomía, protección aerodinámica y más.

Yamaha ha llegado a la conclusión de que la seguridad al ir en moto se conseguirá a través de tres pilares: Tecnología, pericia y conectividad. La tecnología se plasma en las ayudas a la conducción, como el ABS por ejemplo. La pericia se desarrolla dando cursos a los usuarios para que aprendan a dominar la moto incluso en circunstancias adversas. La conectividad con la nube ayudará a mejorar la relación entre los seres humanos y las máquinas.

Te puede interesar
Casi 100 CV y más de 1.000 Nm: pensada para la milicia, pero podés tenerla en el garage

Yamaha Sistema AMSAS

revista lamoto digital

Para probar el AMSAS Yamaha ha utilizado un nuevo modelo eléctrico basado en la R3, en origen una bicilíndrica de 321 cc. No hay muchos detalles estéticos de la moto. Es probable que en algún futuro piensen en lanzar una R3 autónoma y/o eléctrica.

La tecnología AMSAS utiliza dos motores eléctricos, uno en el eje de la dirección y otro en la rueda delantera, que controlan el movimiento de la moto hasta los 5 km de velocidad para que esta moto sea capaz de mantener por sí sola el equilibrio. A partir de los 5 km la rotación de las ruedas proporciona la estabilidad necesaria y el AMSAS se desactiva.

Te puede interesar
La «Kawasaki del futuro», rodando a plena vista: ¿cómo es la nueva Ninja?

Yamaha R3

La Yamaha YZF-R3 es una deportiva ligera, impulsada por un motor bicilindrico en línea de 321 cc y que en 2019 se renovó por completo con un diseño inspirado en su hermana mayor, la YZF-R1.

Lo que Yamaha no quiere es intervenir en el pilotaje de la moto porque eso es cuestión del piloto. Eso explica el motivo por el que no interviene a velocidades superiores a los 5 km/h, porque quieren que la intervención humana sea completa y en ningún momento llegue a ser autónoma, como sucede en algunos vehículos. En este sentido siguen la filosofía “Jinki-Kanno”, un concepto filosófico de la marca que busca una combinación sensorial moto-humana.

Te puede interesar
Honda comenzó su nueva era: así son sus primeras motos eléctricas

Yamaha Sistema Automatico Amsas

El problema que se presenta para el producto, adaptable también a motos de combustión interna, es el tamaño y precio del mismo. Su objetivo es que sea algo totalmente globalizado, como lo es ya el ABS.