noticias |

63 años, una Honda Twister 250 y 67.000 kilómetros: la mujer argentina que hizo historia

Alicia vive en Bariloche y después de jubilarse decidió agarrar la moto…y la ruta. Te contamos esta historia a bordo de una Honda Twister.

El plan de retiro de Alicia Burnowicz no se parece mucho al de cualquier jubilado o jubilada. A los 60 años, después de dejarle a su hija la fábrica de artesanías que poseía, decidió subirse a la Honda Twister y lanzarse a disfrutar de la naturaleza y su entorno a través de las rutas de la Argentina y otros países.

Alicia 63 años 67 mil km Honda Twister

Así se lo contó al diario Crónica: “Lo que me da miedo es quedarme en casa. Volverse viejo es dejar de hacer cosas y yo no quería eso para mí”. Hoy tiene 63 y ya lleva 67.000 kilómetros recorridos montada a su fiel Honda Twister 250, un neo clásico de muy buena factura cuya confiabilidad es su caballito de batalla.

Te puede interesar
Royal Enfield 450: ¿Qué variante le sigue a la nueva Himalayan?

Viajar en su Honda Twister 250, un estilo de vida

Alicia es oriunda de Bariloche. Es divorciada y tiene hijos ya mayores. Retirada de la actividad laboral decidió hacer algo que, como ella misma dice, le llenara la vida. Fue así como vendió sus dos Honda 125 y las cambió por la Twister que aún conserva. La moto reemplazó su vieja pasión: escalar. Un problema en sus rodillas la privó de esa pasión y fue así como encontró la otra.

Alicia 63 años 67 mil km Honda Twister

revista lamoto digital

Gracias a sus viajes en moto conoció muchísimos lugares de la Argentina y el sur de chile. Al ser de un lugar en el que predominan las bajas temperaturas, su rumbo favorito en la brújula suele ser el norte, donde el clima suele relacionarse con mayores valores en la escala de Celsius. Sin embargo, define a Bariloche como “un paraíso”, por lo tanto debe sentirse muy sorprendida por un lugar para que le genere esa misma sensación. Eso le pasó en el Pozo de la Ánimas, en Mendoza.

Te puede interesar
Esta moto está 100% tuneada y el resultado es impactante

Fuera de temporada, el mejor momento para viajar

No viajo en temporada –sentencia Alicia-. Cuando viene la baja salgo con mi moto a las rutas. Tomo esta decisión porque no me gusta el amontonamiento y el bullicio. También trato de evitar el paso por las grandes ciudades. Es algo que planifico a la hora de hacer un viaje largo”. De cara a lo que viene, Alicia planea ascender en el mapa hasta las Cataratas del Iguazú, aunque también admite que más allá de la planificación detallada, muchas veces decide sobre la marcha el camino a emprender.

Te puede interesar
¿Contra qué motos compiten las nuevas Triumph-Bajaj?

Alicia 63 años 67 mil km Honda Twister

Alicia también sirvió como inspiración para muchas mujeres que la contactan a través de las redes sociales. Así lo expresa: “Hace poco una mujer me dijo que no se animaba a salir sola en su auto por la ciudad, y que después de ver lo que yo hago, se dijo a si misma ‘¿cómo no me voy a animar si ella hace lo que hace’”. Inspirar  a esas personas es realmente muy lindo y muy gratificante.

Viajar en moto en la tercera edad, una tendencia que crece

Más allá del caso de Alicia, muchas personas que terminan su recorrido por la vida profesional se sienten plenas de salud y con ganas de encarar nuevos proyectos y desafíos. Así suele verse de manera usual a muchas personas (hombres y mujeres) que superan los 60 años devorando las rutas nacionales. Algunos en motos de mayor porte; otros en rodados de menos cilindrada.

Te puede interesar
Las Honda Monkey más «Harley-Davidson» de la historia

Alicia 63 años 67 mil km Honda Twister

El aumento en la expectativa de vida y las tendencias al cuidado de la salud permiten esta posibilidad. Y para los moteros, bienvenida sea. Eso quiere decir que la afición por las dos ruedas, como la propia vida, también se extiende sin excusas ni pretextos. El ejemplo de Alicia, plena de 67.000 kilómetros a los 63 años, es uno de los ejemplos inspiradores. Y seguramente vaya por más.