noticias |

Benelli Leoncino 250: análisis, precio y características

Primera parte de la prueba que le realizamos a la Benelli Leoncino 250, la más pequeña de esta familia neo-retro de la italochina.

Las neo-retro son mucho más que una moda y esto se confirma con cada vez más exponentes en diferentes categorías. La receta es muy atractiva: un look que recuerde a motos de corte clásico, al tiempo que se las dota con lo último en tecnología.

En Benelli algo de historia saben, y revivieron la denominación Leoncino (cachorro de león en italiano) que utilizaron originariamente en 1951 en una pequeña moto propulsada por un motor monocilíndrico de 2T y 123cc y que ahora da vida a la gama “heritage” de la marca de Pésaro.

Te puede interesar
Benelli Leoncino 250: así funciona la neoretro italochina

Estilo

Salvo las lógicas diferencias de las versiones trail que se venden en algunos mercados (en 500 y 800 cc) y que son las más representativas del concepto scrambler dentro de la gama, todas las Leoncino comparten el mismo diseño que evoca lo clásico, con líneas elegantes y contemporáneas a la vez. La verdad es que el resultado logrado con estas Leoncino es realmente muy atractivo, y no hay nadie que permanezca indiferente a su paso.

Benelli Leoncino 250 acción curva

Diferencias con la Benelli Leoncino 500

Es para destacar, y seguramente el cliente así lo valore, como Benelli logró imprimir el mismo porte y look en esta 250, no teniendo que envidiarle nada a su hermana bicilíndrica de 500 cc. Muchas marcas intentan “bajar” los consagrados diseños de las gamas medias y altas a las bajas, pero muchas veces el resultado son modelos que parecen “desinflados”, sin identidad y que terminaron por perder toda la gracia de los modelos originales. Con la Leoncino 250 no pasa eso, con una moto que claramente sigue siendo una Leoncino y que transmite robustez pese a ser la más pequeña de la saga.

Benelli Leoncino 250 acción túnel

Ponerle palabras a las imágenes es medio innecesario, siendo lo que más destaca a la gama Leoncino ese diseño de carrocería que parece “apoyado” sobre el chasis, comenzando desde la parte delantera del tanque y transcurriendo hasta ese colín corto y minimalista. Simple y efectivo. Podríamos agregar “sobrio” también, ya que Benelli no cayó en la vulgar tentación de adornar con cromados, colores y accesorios a un modelo que tiene que llamar la atención, pero, por el buen gusto. Para darle un toque distintivo a la 250, la marca eligió unas sutiles gráficas laterales con cierto aire deportivo y moderno.

Te puede interesar
Benelli Leoncino 250: así funciona la neoretro italochina

Concepto

Está demás decir que no es una moto para cualquiera, ni esta Leoncino ni ninguna otra que se encuadre en el concepto neo-retro. El perfil de usuario es claro: aquel que con su moto busque diferenciarse, no ser uno más. Adelantándonos un poco a las conclusiones de esta prueba, podemos decir que, en el caso de la Leoncino, además está adquiriendo una moto que funciona muy bien y con un desempeño dinámico que puede ser muy divertido.

Te puede interesar
Benelli Leoncino 250: así funciona la neoretro italochina

Benelli Leoncino 250 estática

Precio y análisis

Quien la haya probado, sabe que la Benelli Leoncino 250 no es solo “facha”. Su precio, $725.900 según un concesionario oficial de la marca, es un intermedio para el segmento que presenta, por ejemplo, a la Voge Classic 300 Ac por $629.990 y la Husqvarna Svartpilen 200 a $750.400 (precios correspondientes a octubre 2021).

El equipamiento de iluminación es exactamente el mismo de la 500, con una dotación full LED y donde se destaca un faro principal específico para esta 250 con una forma ovoide, coronado en su interior por una DRL y una inscripción del modelo en el centro, uno de los tantos detalles que podemos observar en esta Leoncino.

Te puede interesar
Benelli Leoncino 250: así funciona la neoretro italochina

Benelli Leoncino 250 detalles inscripción Leoncino

Continuando con los detalles, encontramos el ya clásico “leoncito” apoyado sobre la punta del guardabarros delantero, el silenciador de escape revestido en acero inoxidable y el corta spray suspendido. Otro detalle y como para que no olvidemos su herencia italiana, es la inscripción “duecentocinquanta” en las tapas laterales del radiador, obviamente haciendo referencia a la cilindrada de ¼ de litro. Un aspecto que no queremos pasar por alto es el de la prolijidad en cuanto al pasaje de cables y mangueras, mucho mejor que en algunos productos de primeras marcas y segmentos superiores.

Te puede interesar
Benelli Leoncino 250: así funciona la neoretro italochina

Para conocer todos los detalles técnicos, la parte ciclo, el motor y mucho más acerca de esta Benelli Leoncino 250, te recomendamos la segunda parte de la prueba en la que detallamos todo. Sin embargo, no te olvides de revisar nuestro canal de YouTube, donde podrás encontrar este Test Ride y muchos más.

Benelli Leoncino 250 acción vista frontal