noticias |

Cámaras y más cámaras: en Japón ganan juicios gracias a las grabaciones

En casos de accidentes o en situaciones de riesgo, tener la filmación puede resultar determinante y en Japón integraron cámaras en moto.

En el siempre dinámico mundo de la innovación tecnológica, Japón destaca una vez más con un ingenioso invento que podría cambiar la forma en que experimentamos la seguridad en moto. Este nuevo desarrollo llega en forma de espejos retrovisores equipados con cámaras integradas, una solución ingeniosa que promete no solo añadir un nivel adicional de seguridad, sino también simplificar la documentación de incidentes en la ruta.

Espejos con camara Japon

El Salón de la Moto de Nagota en Japón sirvió de escenario para la presentación de este emocionante invento. La empresa D-Ride fue la protagonista al presentar espejos retrovisores que incorporan cámaras, transformando estos elementos esenciales en dispositivos de grabación de alta tecnología. Pero, ¿en qué consiste exactamente esta novedad?

Te puede interesar
ATM y sus recomendaciones sobre seguros

Estos retrovisores con cámaras integradas, parecidos a las populares ‘dashcams’ utilizadas en vehículos, ofrecen una característica distintiva: grabación en múltiples direcciones. Una de las cámaras se enfoca hacia adelante, simulando la vista del piloto, mientras que la segunda se orienta hacia el conductor y el tráfico que se aproxima por detrás, justo como los espejos retrovisores. Esta capacidad de grabar en diferentes direcciones se perfila como una gran solución ante accidentes de tránsito, ya que el hecho de contar con una filmación en buena calidad puede ganar juicios.

Te puede interesar
¿Qué se debe hacer para conducir seguro?

Calidad de Grabación Superior

Las cámaras integradas en estos espejos retrovisores son de la renombrada marca Sony, lo que garantiza una calidad de grabación superior incluso a la de algunos teléfonos celulares del mercado. Con una resolución de video FullHD y una velocidad de grabación de 27,5 fps, estas cámaras ofrecen imágenes nítidas y detalladas. Además, cuentan con un amplio ángulo de visión de 150 grados y un ángulo vertical de 82 grados, lo que asegura que prácticamente todo lo que ocurre alrededor de la moto quede registrado. Además, se puede ajustar el ángulo de grabación según las preferencias del usuario.

Te puede interesar
Antes de salir: La ropa correcta y ajustes mecánicos

Espejos con camara Japon

revista lamoto digital

Facilidad de Uso y Seguridad

Una de las características más atractivas de estos espejos retrovisores con cámaras integradas es su facilidad de uso. Activar la grabación es tan sencillo como encender la moto. Las cámaras se controlan a través de WiFi desde un teléfono móvil, lo que permite acceder a las grabaciones de manera rápida y sencilla. Además, el sistema de grabación se sobreescribe automáticamente, garantizando que siempre haya espacio disponible para nuevas grabaciones.

Te puede interesar
En scooter con pasajero, no cometas errores

En términos de seguridad, estos espejos retrovisores son un paso adelante. En caso de una colisión, un sensor (G) registra el impacto y protege la grabación correspondiente, evitando su sobrescritura. Esta característica se presenta como un elemento crucial para documentar incidentes en ruta y proporcionar pruebas en caso de disputas legales.

Legalidad en España

Uno de los aspectos que más preocupa a quienes consideran equipar sus motos con estos espejos retrovisores con cámaras integradas es la legalidad. Según la legislación vigente en países europeos como España, es posible grabar con este tipo de dispositivos, pero con algunas restricciones importantes.

Espejos con camara Japon

Las imágenes capturadas pueden utilizarse para uso personal y lúdico sin problemas legales. No obstante, la situación cambia si se publican en Internet y se graba a otros usuarios de la vía. En este caso, podría incurrirse en una violación de la normativa de protección de datos. Sin embargo, existe una buena noticia para los usuarios de estos dispositivos: la regla del interés legítimo, contemplada en el Artículo 6 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y que se encuentra en la normativa europea 2016/679, puede utilizarse como prueba en caso de accidentes o incidentes.