noticias |

Confort mejorado en la nueva SMX 250

Seguimos evaluando la renovada on-off de Gilera. Ahora es el turno de las terminaciones y el confort de marcha.

Es muy pero muy alta, los 910 mm de distancia asiento-suelo harán que solo los más altos puedan pisar firmemente con ambos pies; para los demás, un poco de pericia y buena voluntad serán suficientes para domarla en las detenciones.

¿Querés COMPRAR una GILERA SMX al mejor precio? Dejá tus datos acá

Los detalles y la calidad general de la SMX también se ven reflejados en el instrumental, con un display digital escueto pero de fácil y rápida lectura. Ofrece: velocidad, odómetro total y parcial e indicador de marcha engranada. Adeuda el tacómetro y un medidor de nivel de combustible. A conformarse y arreglarse con solo un testigo de reserva. Acompañan en el conjunto, los clásicos testigos luminosos y una muy útil toma USB para la carga de dispositivos móviles durante el viaje.

Ver «Te mostramos en detalle la nueva Gilera»

Los comandos en las piñas, aunque algo anticuados, son correctos, de calidad promedio y no presentaron problemas durante la prueba. Para los espejos, la marca eligió unos de forma pentagonal que no mostraron inconvenientes de regulación para obtener una visibilidad decente.

La postura de conducción es descansada y la esperada en toda on-off: espalda erguida, bien adelantados, codos y rodillas a 90 grados. Un combo muy agradable para los desplazamientos diarios que solo se ve opacado por la falta de mullido del asiento y la elevada altura antes mencionada. Se desenvuelve de manera muy ágil en el denso tráfico urbano y como yapa podemos encarar pozos, lomos, cunetas sin peinar el freno. Todo gracias a las generosas y morrudas suspensiones con las que cuenta.

Gilera SMX 250 12

Gilera SMX 250 8

Gilera SMX 250 16

También podría interesarte: