noticias |

¿Qué pasó, Ducati? Un cambio de opinión que golpea a su futuro

La firma italiana anunció esta mañana una decisión que va en contra de lo que había programado hace unos meses y su futuro toma otro rumbo. Mirá.

Si algo está claro es que Ducati se esmera para que sus modelos le otorguen a sus clientes potencia, velocidad y rendimiento. Es por eso que  el vicepresidente de ventas de Ducati, Francesco Milicia, lo explicaba bien en una entrevista, señalando también que la apuesta de la marca se dirigía lejos de la electricidad y hacia otro proyecto, siempre relacionado con la independencia de los hidrocarburos pero de forma alternativa y que, en general, es perfectamente coherente con la filosofía innovadora de Ducati.

Te puede interesar
Ducati, te toca: así es la Moxiao 500RR, la descarada copia china de la Panigale

Ducati decisión

“No produciremos pronto una Ducati eléctrica. No, porque creemos que debido al tipo de motos que producimos ahora, una moto eléctrica no puede garantizar el placer, la autonomía y el peso que esperan los clientes de Ducati”, fueron palabras de Francesco Milicia, VP Global Sales y miembro de la Junta Directiva de Ducati en la misma entrevista, por lo que el futuro de la marca estaba claro: lejos de las motos eléctricas.

Te puede interesar
Can-Am volvió a las dos ruedas: así son sus nuevas motos eléctricas

Ducati cambió de opinión

Sin embargo, hace unas horas se conoció que Ducati tomará el relevo de Energica como proveedor para la Copa del Mundo de MotoE en un movimiento que presagia el inicio de su movimiento hacia la electrificación. La firma de Borgo Panigale será el único proveedor de unidades para el campeonato FIM MotoE a partir de 2023, con un contrato de cuatro años que hará que la compañía proporcione motos eléctricas de competición a la serie hasta al menos 2026.

Te puede interesar
“READY TO PLUG IN”: KTM muestra su scooter eléctrico

Mundial de MotoE

La participación de Ducati en la serie MotoE acelera claramente su propio desarrollo de motocicletas eléctricas, un resultado inevitable especialmente considerando que la empresa matriz de Ducati, el Grupo Audi-VW, planea eliminar progresivamente los motores de combustión interna y volverse completamente eléctricos para 2040.

Qué dicen desde la marca

Claudio Domenicali , CEO de Ducati Motor Holding, declaró que “este es un paso histórico para el fabricante de motos Borgo Panigale que, siguiendo su costumbre de utilizar la competición de carreras como laboratorio de tecnologías y soluciones que luego se hacen realidad para todos los motociclistas, entra en el mundo de las motos eléctricas partiendo de las más deportivas, las de la clase eléctrica del Campeonato del Mundo de MotoGP”.

Boceto Ducati moto eléctrica

Por ahora, no está claro si la firma utilizará un modelo existente como base para la máquina suministrada, como la deportiva Panigale de próxima generación, o si cambiará hacia un prototipo de competición que maximice la potencia eléctrica. Sin embargo, sí incluyó un boceto que muestra una máquina con proporciones parecidas a las de Panigale, para indicar que se trata de un modelo que pretende producir para el consumo público. De todas maneras, hay tiempo hasta el año que viene para conocer a las máquinas que Ducati entregará para el Mundial de MotoE.

“La ligereza siempre ha estado en el ADN de Ducati y gracias a la tecnología y la química de las baterías que evolucionan rápidamente estamos convencidos de que podemos obtener un resultado excelente» agregaron desde la marca. 

Ducati Panigale

 

Te puede interesar
Husqvarna presentó la revolucionaria EE5

¿Se viene una Ducati eléctrica para calle?

La decisión del Grupo Audi-VW, que rige las acciones de Ducati, de utilizar motores completamente eléctricos para 2040 ya era una razón más que suficiente para que la firma italiana llevase a cabo el desarrollo de sus motos eléctricas de calle. Pero ahora ese desarrollo se verá adelantado gracias a esta incursión de la marca en el mundial de motos eléctricas, por lo que no sería descabellado que dichas unidades le den paso a las motos eléctricas de calle en un futuro cercano.