noticias |

Finja 500. ¿Es un chiste, no?

Hay fabricantes chinos que no pueden con su genio, y siguen copiando modelos de forma descarada. Mirá las fotos, no lo vas a poder creer.

Una cosa es hacer modelos bajo licencias otorgadas de primera marca y de la más alta calidad, y otra muy distinta es copiar de manera obscena un diseño original. Si bien es cierto que a estas alturas ya nada nos sorprende, no podemos disimular un dejo de “rabia” al ver estas cosas, sea cual sea el producto del que se trate.

Días atrás les mostrábamos la S450RR, que no era ni más ni menos que la copia china de la brutal S1000RR de BMW (VER NOTA).

FINJA 500 PORTADA

En esta oportunidad, la base tomada es la de también una superbike, pero de origen japonés en este caso. Con una estética reproducida o más bien casi calcada, la Finja 500 (noten también el descaro del nombre y de la tipografía utilizada para el mismo, ja!) deja de lado el poderoso tetracilíndrico de 998 cc y 203 Cv que Kawasaki monta en su ZX-10R para ser impulsada (como su nombre lo indica) por un motor bicilindrico de 500 cc, del que se desconoce su origen y prestaciones, pero que podemos intuir sea de la casa china ZongShen que ya ha equipado imitaciones de Yamaha R3 y de Kawasaki Ninja 400.

FINJA 500 3

Esta vil copia, en cuanto a equipamiento, se ve dotada de pinzas de freno de anclaje radial con ABS, un poco lejos del sistema de última generación con pinzas monobloc Brembo M50 de la Kawasaki Ninja ZX-10R, así mismo, la horquilla invertida delantera ajustable y el monoamortiguador trasero, lo único en que se parecen es en su forma y diseño.

FINJA 500 1

Por otro lado, el diseño del instrumental también fue imitado, con el clásico tacómetro que ilumina barras de led al incrementar las vueltas del motor. De igual manera, es acompañado por un display digital, pero que en el caso de la Finja 500 solo informa datos básicos.

FINJA 500 2

Resulta interesante ver como han reproducido también la combinación de colores de la superbike japonesa, además del diseño de los faros LED delanteros y traseros, y hasta de los intermitentes integrados en los espejos. Acá nada quedó librado al azar.

FINJA 500

Está de más decir que este “pseudo” Ninja no podrá salir del mercado asiático, ya que su fabricante enfrentaría serios problemas de derechos. Recientemente lanzada, la Finja 500 tiene un precio de u$s 2000 en el mercado chino, bastante menos que una ZX-10R.

También podría interesarte: