noticias |

Nueva Honda CB 300F Twister: analizamos a la sucesora de la 250, ¿Llega a la Argentina?

En Brasil, la marca ya dio a conocer la evolución de la Honda Twister que le rindió de manera impecable.

Una noticia que todos los fanáticos de Honda estaban esperando llega desde Brasil: la CB 300F Twister está recién salida del horno para continuar con un legado de rendimiento y confiabilidad que parece interminable. Es decir: lo que habíamos anticipado se hizo realidad.

Ahora conocemos las características finales de mecánica y diseño que ya se habían vislumbrado. Si bien este vehículo se confirmó Brasil, desde agosto se presentó en la India con leves cambios con respecto al modelo sudamericano. La pregunta, entonces, se impone: ¿llegará a la Argentina?

Honda Twister CB300F

Te puede interesar
Mondial Dax 70: diversión ilimitada

Diseño

Haciendo un pantallazo rápido, tiene varias similitudes con la nueva Hornet 750. Y este patrón ya parece ser una política interna (que puede gustar o no) de Honda a nivel global: pocas de sus motos nuevas tienen un diseño con una identidad extremadamente propia. De la Hornet toma como referencia el afilado faro delantero (full LED), las nuevas ruedas, el carenado y el asiento dividido.

Las líneas de la Twister son ahora más agresivas y de esa manera abandona un diseño clásico que mantuvo durante muchísimos años. El chasis, sin embargo, mantiene la misma arquitectura, con algunos pequeños retoques para la ubicación de elementos que hoy se presentan diferentes (como el caso del mencionado asiento).

Te puede interesar
Hero: nuevas motos, inversiones y un futuro promisorio

Honda Twister CB300F

Motor y transmisión

Al leer “300”, ya avizoramos un aumento en la cilindrada de este monocilíndrico, ahora de 293,5cc, para dejar atrás a los antiguos 249,5cc de la Twister de siempre. Más allá de esto, conserva la misma carrera de pistón: 63mm. El motor cuenta con dos válvulas de admisión y dos de escape.

Se alimenta gracias a una inyección electrónica y continúa refrigerado por aire. Reparte su potencia en una transmisión de 6 velocidades. A propósito de la potencia, esta nueva versión entrega 24,7 CV a 7.500 rpm, con un par de 24 Nm a 5.500 rpm. El embrague es asistido y anti-rebote.

Te puede interesar
Una Royal Enfield Continental GT 650 muy especial: de café racer a deportiva histórica

Honda CB300F Twister

Parte ciclo

La suspensión delantera de la Twister 300 no es de horquilla invertida como sí lo es en la versión india. Los barrales de esta telescópica pasaron de 37mm a 41mm para añadir robustez. El recorrido sigue siendo el mismo: 130mm. En cuanto a la parte trasera, amplía el de su monoshock: de 108mm a 120mm.

Si hablamos de frenos, hay que decir que utiliza un disco de 276mm adelante y otro de 220mm atrás. La versión que equipará el ABS trabaja con una pinza de dos pistones mientras la que trae el sistema CBS añade uno extra en la parte trasera para trabajar con el sistema combinado.

Te puede interesar
BMW R12: ¿se viene la sucesora de la NineT?

Honda Twister CB300F

Los neumáticos ahora son unos Pirelli Diablo Rosso III. Adelante va con 110/70 (misma que antes); atrás con 150/60 (más ancha y de perfil más bajo). El asiento se encuentra a 789mm del suelo mientras que el peso en seco declarado es de 139 kilogramos.

Prestaciones y equipamiento

Algunos datos que dio a conocer Honda sostienen que la CB 300F Twister 2023 rinde 39,75 km/l con gasolina (en Brasil también se evalúa con etanol, pero es un dato que para nosotros es trivial), para un tanque de 14,1 litros. La velocidad máxima registrada es de 139,5 km/h. La pantalla que equipa la Twister sigue siendo LCD de alto contraste. Aporta datos como el consumo medio, la cantidad de combustible disponible, velocidad de tránsito y tacómetro.

Te puede interesar
Las Honda CB650R y CBR650R chinas: ¿Realmente son imitaciones?

Honda CB300F Twister panel

Debemos hacernos obligadamente la pregunta que se nos ocurrió más arriba: ¿Llegará este modelo a nuestro país? Por lo pronto, es candidato. Aunque su precio aún no esté divulgado ni siquiera en Brasil. Lo que sí es una certeza es que está preparado para continuar con su carácter de ícono de las últimas décadas.