noticias |

Honda, Yamaha y Kawasaki en el cementerio de las superbikes

Las imágenes muestran un auténtico cementerio de superdeportivas en India, donde varias Honda, Yamaha y Kawasaki fueron decomisadas.

India es un mercado enorme, con casi 1.400 millones de habitantes, pero solo unos pocos pueden permitirse comprar un auto y por eso prefieren una moto, incluso una superbike de Honda, Yamaha o Kawasaki, aunque también en este caso sólo se trata de ciudadanos adinerados porque las motos están sujetas a un tipo impositivo elevado, sobre todo si es importante.

Evidentemente, los motociclistas indios también deben respetar sus normas de circulación, aún más rígidas desde septiembre de 2019 cuando el importe de las multas se multiplicó. En Delhi, por ejemplo, la multa por conducir sin carnet e infracción de la normativa anticontaminación es de 200.000 rupias, unos 2.500 euros.

Pero India también es conocida porque su tráfico rodado está entre los más peligrosos del mundo. Según el propio Ministerio de Transporte indio y la OMS, India tiene el triste récord de número de muertes en la ruta con una marca de aproximadamente 148,000 fallecidos en el 2017, lo que equivale al 12% del total mundial.

Honda Yamaha Kawasaki cementerio de motos

Por este motivo, en caso de infracción, también está previsto el decomiso de la moto, que luego acaba en la comisaría y para recuperarla aún se necesitan varias rupias. Y de esta manera, al hacerse muy costoso recuperar la moto, es bastante frecuente ver como las unidades terminan oxidándose en la comisaria.

La idea no es lastimar a nadie, pero muchos y muchas llorarán al ver estas imágenes: decenas de miles de euros por modelo, miles de caballos de fuerza juntos, amontonados entre si expuestos al calor y el smog de la India. Esto también sucede en la comisaria de Andheri, cerca de Mumbai, donde muchos motociclistas han dejado sus motos para que se pudran, convirtiendo el lugar en un auténtico cementerio de motos.

Te puede interesar
Michael Schumacher en una Ducati: viajando al pasado

Y no sólo las más compradas por ciudadanos indios, que prefieren motores monocilindricos de pequeña cilindrada para sus viajes cotidianos por las ciudades, sino superbikes con más de 100 CV. La lista es implacable e incluye Yamaha FZ-1, Honda CBR 600RR y CBR 1000RR Fireblade, Kawasaki Ninja ZX-10R y Honda Hornet. Luego está también la Suzuki Hayabusa, cuyas 101 unidades de última generación lanzadas en India se agotaron en solo una hora.

Honda Yamaha Kawasaki cementerio de motos India