noticias |

Una Kawasaki de 50 años, entre las más caras de la historia: ¿cuánto pagaron por ella?

En medio de una subasta de diversos modelos de Kawasaki, uno se llevó todas las miradas -y las ofertas-. ¿Cuánto pagaron por una moto 1973?

Las subastas de Las Vegas siempre otorgan espectáculo y noticias resonantes como la de hoy. En su última edición, el dueño de varias Kawasaki históricas se hizo con una buena cantidad de dólares tras poner a oferta su colección. Algunos modelos no levantaron tanta atención, pero una en particular fue la más aclamada.

La línea Z de Kawasaki, y principalmente los modelos más icónicos del siglo pasado, es de las más buscadas por aquellos coleccionistas de motos clásicas. Hablamos de una gama que cumplió 50 años hace pocos meses y ya forma parte de la historia rica del motociclismo.

Te puede interesar
La moto de Yamaha que marcó un antes y un después

Vayamos a Las Vegas por un rato, y no para apostar en casinos sino para repasar lo que fue una subasta de locos. La gran protagonista fue una Kawasaki Z1 900 de 1973, en excelente estado de conservación tanto mecánica como estéticamente. Tal es el protagonismo de la Z que no sólo levantó todas las miradas sino que marcó un récord mundial para este tipo de motos: 50 mil dólares fue la oferta ganadora.

Kawasaki Z1 1973 récord

Sin embargo, esa no fue la única moto que llevó el dueño para subastar: se hicieron presentes otras Kawasaki tan interesantes como una Z1-B de 1974, una pareja de Z1-B de 1975, una KZ 900 de 1976 y por último, una unidad de la Z1R 1000 de 1978. Recordemos que Mike Konopacki, quien se encargó de restaurar por completo estas motos, es una leyenda canadiense de las dos ruedas. El expiloto profesional, ahora restaurador de motos, es uno de los mejores pilotos de motos de todos los tiempos en su país.

Te puede interesar
El particular logro obtenido por la leyenda del motociclismo Michael Dunlop

Repasemos la cosecha de Konopacki en LA: la subasta continuó con su KZ 900 de 1976, que fue vendida por 12.000 dólares, la Z1R 1000 de 1978, que se fue por 14.000 dólares, más los 50 mil de la Z1. En total, el ex piloto se llevó 76 mil dólares para Canadá, suficientes para restaurar o incluso comprar otras motos clásicas y disfrutarlas en la calle o guardarlas en su colección.

Kawasaki Z1 B 1978

revista lamoto digital