noticias |

Hay motos de calle, motos de agua… ¿También motos «anfibias»?

Hay motos para todo: para el asfalto, para la tierra, para el agua... Pero un scooter anfibio se llevó todas las miradas. Conocelo.

La marca de motos italiana Lambretta siempre ha sido conocida por sus modelos icónicos y su innovación en el diseño de motocicletas. En 1960, la compañía decidió llevar esta innovación al siguiente nivel creando su propia versión de una moto anfibia, la Lambretta Amphi-scooter.

Moto anfibia

 

La Amphi-scooter era única en su clase, ya que era la única moto en el mundo que podía ser utilizada tanto en la calle como en el agua. Este concepto híbrido de moto y bote fue innovador y llamó la atención de muchos entusiastas tanto de las motocicletas como de los deportes acuáticos.

Te puede interesar
Kymco lanza 3 nuevos scooters que son furor en el mundo: ¿Por qué lo serán acá también?

La Lambretta Amphi-scooter fue diseñada con un motor de dos tiempos de 125cc y una hélice trasera que le permitía navegar en el agua. En la ruta, la Amphi-scooter se manejaba como cualquier otra moto, pero en el agua, la hélice trasera permitía que se deslizara sobre la superficie del agua, alcanzando velocidades de hasta 14 km/h.

Moto anfibia

revista lamoto digital

A pesar de su singularidad y su gran potencial, la Amphi-scooter nunca se comercializó. En 1961, Lambretta presentó su nuevo modelo en la Feria de Muestras de Milán, donde fue muy bien recibida por el público. Sin embargo, el único prototipo creado por la firma italiana naufragó en un lago durante su estapa de pruebas y jamás pudo ser recuperado.

Te puede interesar
No es de Honda ni de Yamaha: el scooter que se convertirá en el más seguro y atractivo

Hoy en día, 50 años después, Costantino Frontalini, director del Museo Internacional del Sidecar, quiso hacer su particular réplica de la Lambretta Amphi-Scooter. Para llevar a cabo este proyecto, tuvo que recolectar información y piezas originales de este modelo, lo que no fue tarea sencilla: llevó más de 700 horas desarrollar esta obra única, costando más de 20.000 euros.

Moto anfibia

El resultado fue un scooter anfibio perfectamente funcional que revivió el legado de la Amphi-Scooter, hasta que su dueño se cansó de tenerlo guerdado en un museo y lo puso a la venta: pide cerca de 10.000 euros por esta moto-bote única en el mundo. ¿Te comprarías un modelo así?