noticias |

(Opinión) Radiografía del mercado de motos: oferta pierde ante la demanda

Radiografía de un mercado de motos que, en un contexto económico desalentador, ve como la oferta pierde mes a mes con la demanda.

En un contexto económico más que complicado (algo con que los argentinos estamos acostumbrados a lidiar, lamentablemente), el mercado de la moto muestra números bastante decentes, e incluso mejores que los del año pasado. Desde ya, están lejísimos de los años récord que supo tener el sector, pero dada la coyuntura actual nadie se atrevería a decir que son malos.

Honda Wave 110 S

Dicho en números, el acumulado anual muestra que durante los primeros siete meses del año se patentaron 276.639 unidades, un 8,2% más que en el mismo período de 2022. En una cuenta rápida, nos da un promedio de casi 40.000 motos 0km por mes. De verdad que no está nada mal.

Como se componen la venta de motos ya todos más o menos lo sabemos, con un 98% de modelos de origen nacional, donde buena parte de ese porcentaje está dado, en primera instancia, por las Cub 110 seguidas por las Street 150. No obstante, esta composición no es tan relevante con lo que quiero hacer mención.

Por distintas cuestiones, en los últimos días tuve ocasionales charlas con responsables de concesionarios de primeras marcas, casualmente japonesas. Honda y Kawasaki puntualmente, no tengo por qué ocultarlo dado que lo que voy a contar no es algo propio de estas marcas, sino del mercado en general. Pero sí es interesante nombrarlas porque ambas japonesas son actualmente la referencia en 2 categorías distintas de nuestro mercado: Honda como el fabricante que más motos vende e imbatible hasta los 250 cc, y Kawasaki como la marca a batir en media y alta cilindrada.

Puestos en contexto, vayamos a lo sucedido. Una mañana de sábado (a fin de mes, dato importante) pasé por un concesionario Honda y lo primero que me llamó la atención es entrar y ver las motos del salón todas con un cartelito que decía “reservada”. Cuando digo todas, es todas.

Te puede interesar
Relanzamiento de TVS: ¿Qué modelos ofrecerá y cuándo estarán disponibles?

Honda CB300F Twister

revista lamoto digital

Desde un par de Wave que había hasta la recién lanzada Twister 300. No digo nada, me siento en uno de los escritorios y en ese momento empiezo a ver un desfile de gente que entraba a preguntar si tenían tal o cual modelo. Por supuesto muchos preguntaban por la moto más vendida de la Argentina, la Wave 110, acto seguido a preguntar “por esa” señalando una GLH150 o una XR150.

Cabe señalar que cuando preguntaban por una moto de mayor cilindrada y precio, lo hacían después de obtener un “hasta el mes que viene no me entran” por parte del vendedor y refiriéndose a lo moto por la que originalmente consultaron. Esto se repitió varias veces y para mi sorpresa, el responsable del concesionario me dijo: esto pasa todos los días, Nico.

Te puede interesar
¿Cuáles son las 3 Benelli más baratas del mercado?

Esto tiene una lectura muy clara y es que la demanda supera a la oferta. ¿Por qué se da esto? Las motos, objeto pasional si lo hay, siempre se compraron por necesidad, ya sea como medio de transporte o herramienta de trabajo; por gusto, para fines lúdicos y/o de fin de semana; o por una conjunción de las dos anteriormente mencionadas, que es mi caso y el de muchos, quienes elegimos la moto como forma de vida, ya sea para lo cotidiano como para lo recreacional. Pero desde hace un tiempo hay un cuarto grupo, que viene en franco crecimiento, y es el de “resguardo de dinero”.

Este grupo tiene una connotación directa con la actualidad económica del país, y que ve en las motos (entiendo que en lo autos también sucede) la posibilidad de resguardar un ahorro (el famoso canuto) de la devaluación de la moneda en que cobra su sueldo. Y acá vemos también como la gente muchas veces compra lo que encuentra y no lo que quiere, porque muy seguramente el mes que viene no le alcance el dinero para comprar esa moto.

Te puede interesar
¿Cuáles son las 5 motos cub más vendidas del semestre?

Kawasaki Versys X 300 ABS accion

Este mismo responsable de concesionario, que tiene un local con un multimarca también, me comentaba una situación que se dio con uno de sus proveedores y que reafirma esto último que les estoy contando. Me decía que una marca X (nacional muy conocida) le bajaba del camión 10 de sus “superventas” pero que le tenía que comprar 5 de un modelo “medio clavo”, una práctica muy habitual entre fabricantes y concesionarios.

Este concesionario, del conurbano bonaerense (aclaración importante para que no se piensen que es de una zona “top”), acepta la condición del fabricante porque las 10 “superventas” ya las tenía vendidas de antemano y los 5 “clavos”, después vería. Bueno, los 5 “clavos” se vendieron en una semana. Literal, la gente compra lo que encuentra para resguardar su dinero, aunque no sea la moto que estaba buscando originalmente. Concesionarios y fabricantes felices, aunque los momentos de alta demanda también le traen sus problemas y más cuando las importaciones tienen el grifo restringido. El no poder abastecer al sector como corresponde, no es la situación ideal para nadie.

Te puede interesar
Resumen semanal: Honda, CFMoto, Suzuki y mucho más

Pero esta situación no se da solo en las gamas más bajas, sinó que pasa en la media y la alta también. Ahí el detonante es la financiación a tasa 0% de motos con precio de lista en dólares. No hace falta ser economista para entender que si me quiero comprar, por ejemplo una Kawasaki Z400, me conviene financiarla a comprarla de contado, por más atención que me hagan. Financiando congelo el precio de un bien que está tasado en una moneda que, sin ir más lejos, aumento $100 su cotización en solo un mes.

Es decir, y por poner números redondos, si yo tengo y me quiero comprar una moto de u$s 10.000, si la compro de contado tengo que poner esos 10mil dólares; ahora si la compro financiada y voy cambiando mis dólares a medida que tengo que pagar la cuota del crédito, capaz termino pagando mi moto unos 8mil dólares. Por supuesto esta es una práctica que muchos realizan en el mercado informal con el llamado dólar “blue” y que nosotros desde acá no avalamos, pero es una realidad que sucede y que explica la cantidad de motos financiadas que se venden a tasa 0% o cualquier otra más baja que la inflación.

Te puede interesar
BMW y un escándalo que cancela ventas: dos mercados dejaron de ofrecer usadas y 0km alemanas

Kawasaki Z400

Y con estas motos también pasa lo mismo que con las de baja cilindrada: quiero la Z400 verde pero si no la tenés, me llevo la azul. Y si el usuario tiene la posibilidad de contar con un billetito más que pueda conseguir, se puede dar la situación de estar interesado en una Versys 300, que por algún motivo no haya stock y que termine por comprar una KLR650. Acá no solo el aumento de precios corre al usuario, sino también la incertidumbre de cuánto tiempo más habrá disponibilidad de financiación a una tasa conveniente.

Por supuesto que la incertidumbre económica que generan las próximas elecciones aceleran y proliferan todas estas operaciones. Hoy se vende todo lo que llegue a las vidrieras y no es porque la gente ande suelta de dinero. Cada uno con lo que tenga a su alcance. Los números siempre hablan, tratemos de interpretarlos correctamente para que no nos cuenten una película que no es.