noticias |

Segunda mano: Yamaha YBR 250

Esta moto brilló más por la lograda parte ciclo que por su motor. Las suspensiones y el chasis fueron los principales protagonistas.

Desde su irrupción en nuestro mercado fue una moto que intentó arrebatarle ventas a la CBX250 de Honda. Llegó allá por 2007, importada de Brasil, y se mantuvo sin cambios hasta que fue reemplazada por la también “brazuca” YS250, que elevaba la apuesta en materia estética. La YS250 fue discontinuada por la vuelta nacional de la YBR (es más barata que la YS y se posiciona más “cerca” de la Honda). Las líneas de la primera versión son fluidas, simples y minimalistas. Nos recuerdan el concepto de moto básica que tanto furor hizo en los años setenta y ochenta. El cómodo asiento de una pieza de niveles diferenciados para conductor y pasajero ofrece un buen mullido y está solamente a 805 mm del suelo, es decir, es apta para cualquier tipo de usuario. Las estriberas delanteras están recubiertas de goma y el asa para el segundo de a bordo es de rudimentario diseño (tubo redondo simple).

Al arrancar se muestra vigorosa. La palanca del embrague (al igual que la del freno delantero) es muy ergonómica y suave. La primera velocidad entra sin problemas ni ruidos extraños. La aceleración es suave y muy progresiva. El motor sube de vueltas alegremente y esto se refleja en el tacómetro analógico con fondo negro que luce la instrumentación. Casi no hay vibraciones del motor, algo para halagar dado que se trata de un monocilíndrico. Estos aspectos hablan bien de las bondades del chasis y del buen trabajo realizado en la programación de la inyección electrónica. En el denso tráfico de la ciudad, esta YBR es ideal. Se mueve con mucha agilidad. Las suspensiones, si bien son de concepción convencional, están calibradas de forma tal que ofrecen un buen nivel de confort, incluso con pasajero.

En línea recta se muestra muy estable, y tampoco se intimida ante ráfagas de viento lateral. La penetración aerodinámica es muy buena. En curvas parece una moto de mayor cilindrada; dibuja la trazada con autoridad y contundencia, aunque los frenos se quedan algo cortos si practicamos conducción deportiva.

A SABER…

> En los primeros metros hay que usar bastante la caja de cambios, sobre todo porque la primera y la tercera son un poco cortas.

> Gracias a la poca tensión que ofrece el embrague, enlazar los cambios es una operación que se vuelve casi natural.

> El freno trasero es de tambor de simple leva, que en situaciones determinadas puede quedarse corto.

> El monoamortiguador es regulable en precarga mediante un sistema progresivo de bieletas que aportan suavidad y confort de marcha.

DATOS TÉCNICOS

MOTOR: Monocilíndrico, 4T. SOHC, 2 válvulas. Alimentación: inyección electrónica. Refrigeración: por aire. Cilindrada: 249 cc. Potencia: 21 CV a 7.500 rpm. Arranque: eléctrico.

TRANSMISIÓN: Caja: 5 velocidades. Embrague: manual. Transmisión primaria: cascada de engranajes. Transmisión final: cadena de retenes.

CHASIS: Configuración: Doble cuna en tubos de acero, con basculante de aluminio. Suspensión delantera: horquilla telescópica convencional sin regulación. Suspensión trasera: monoamortiguador progresivo, anclado directamente al basculante. Freno delantero: disco simple de 282 mm con pinza de doble pistón. Freno trasero: tambor de leva simple de 130 mm. Neumáticos: 100/80-17 y 130/70-17.

DIMENSIONES: Largo / ancho / alto: 2.025 / 745 / 1.060 mm. Distancia entre ejes: 1.360 mm. Altura del asiento: 805 mm.

OTRAS CIFRAS: Tanque de combustible: 19,2 litros. Peso en seco: 137 kg.

 

PRECIOS ESTIMATIVOS

Modelos 2010-2017

Entre $80.000 y $120.000

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: