noticias |

Suzuki Burgman: la moto eléctrica que sacó a la firma del MotoGP

Hace pocas horas conocimos que Suzuki mostró el avance del primer desarrollo desde que abandonó el MotoGP y la competición.

Hace un tiempito no muy largo, Suzuki anunció que abandonaría el MotoGP para dedicarse de lleno a nuevas tecnologías y tal parece que las motos eléctricas era el camino a seguir para la firma de Hamamatsu. Es que hace muy poquitas horas se conocieron las patentes para su nuevo scooter eléctrico basado en el Burgman 400.

Suzuki Burgman

Recordemos que en mayo de este año el equipo completo de Suzuki se reunió en el paddock del circuito español de Jerez con todos los directivos y con sus dos pilotos, Joan Mir y Alex Rins, para comunicarles la sorprendente e inesperada decisión del retiro de Suzuki del Mundial de MotoGP al término del presente curso. Sí, leíste bien, al finalizar este año nos quedaremos sin las GXS-RR en la parrilla y ambos pilotos deberán buscar una moto para el próximo año.

Te puede interesar
La Honda CB400 SF no estaba sola: 20 motos que pueden desaparecer este año

Si bien Suzuki estuvo indagando en algunas tecnologías como las celdas de hidrógeno para sus motos ecológicas, la falta de una infraestructura convincente de este tipo de tecnologías en todo el mundo sólo hace más que complicar la jugada. Es por eso que la firma japonesa se decidió por el clásico sistema de baterías alimentando al motor eléctrico en su nueva Burgman.

Suzuki Burgman

El scooter eléctrico de la compañía no es radical de ninguna manera y utiliza su Burgman 125 existente como baseEl prototipo se ha visto en pruebas varias veces en India, y la primera aparición data de 2020. ¿Por qué India? Ahí es donde se fabrica el Burgman 125, y también es un campo de pruebas adecuadamente duro para la tecnología eléctrica. Algunos informes recientes en India dicen que el programa de desarrollo del scooter se ha visto retrasado por las altas temperaturas, que crean un ambiente hostil para el sistema eléctrico.

Las patentes, publicadas en Japón, muestran que debajo de la piel la moto tiene un marco de acero convencional, similar al de la Burgman 125 con la que comparte carrocería. Sin embargo, mientras que el modelo a combustible tiene la disposición habitual de un motor y una transmisión integrados en el basculante, dejando la sección central de la moto despejada para el espacio para el equipaje y el tanque de combustible, la versión eléctrica utiliza un diseño mucho más moto que scooter con la rueda trasera accionada por cadena y el motor montado en el chasis.

Suzuki Burgman

Algo que es bastante sorprendente es el uso de baterías fijas por parte de Suzuki, dado que en 2019, Honda, Yamaha, Suzuki y Kawasaki habían anunciado el inicio de un proyecto en conjunto que tenía como objetivo estandarizar la recarga de sus motos eléctricas y ahora, a través de un comunicado, se anuncia la empresa creada para gestionar el sistema: se trata de Gachaco, la nueva empresa que entró en vigencia desde viernes 1 de abril de 2022 y ofrecerá un sistema de “batería como servicio”.

Este tipo de baterías sólidas e intercambiables ofrece, en principio, tres ventajas para los usuarios de motos eléctricas: mayor autonomía, mayor seguridad y una carga aún más rápida que las baterías convencionales que conocemos hasta hoy. Gogoro estima que sus nuevas baterías de estado sólido aumentarían la capacidad de las baterías de litio actuales en un 140 % o más, pasando de 1,7 kWh a 2,5 kWh. Una lástima que aun no lo comencemos a ver en acción.

Te puede interesar
Al estilo Honda Monkey, los alemanes muestran su minibike sostenible

Suzuki Burgman