noticias |

Suzuki y Fiat en un mismo envase: ¡Mirá este terrible misil!

Una preparación insólita entre Fiat y Suzuki, llevada a cabo por un taller británico, dio como resultado un misil increíble. Mirá de qué se trata.

No es la primera vez que escuchamos o leemos sobre un motor de Suzuki Hayabusa trasplantado a un auto. De hecho, hace unos meses nada más, conocimos al Toyota AE85 que incorporaba el mismo bloque de la fábrica japonesa.

Fiabusa Fiat motor Suzuki Hayabusa

En esta ocasión, atrajo nuestra atención este Fiat 600 europeo modificado en todo sentido e impulsado por el motor de Hayabusa, por lo que recibió un incremento de potencia abismal entre el motor de serie y el nuevo de Suzuki.

Te puede interesar
Nueva Honda Fireblade SP McGuinness TT: edición extremadamente limitada

Solo para darnos una idea, el Fiat 600 más potente que salió de fábrica gozaba de 30 CV para casi 600 kg, mientras que ahora esta versión intervenida por los británicos de Petrol Ped tiene caso 200 CV y una relación peso-potencia increíble. ¡Un verdadero misil!

Fiabusa Fiat motor Suzuki Hayabusa

Te imaginarás que trasplantar un motor de moto en un auto tiene sus ligeros pero relevantes inconvenientes. De entrada se encuentran con el hecho de que las motos, salvo alguna excepción y las eléctricas, no tienen marcha atrás.

Esta fue la mayor de las trabas con las que se encontraron los preparadores, pero lograron solucionarlo de una manera muy interesante: al presionar un botón en el cuadro de instrumentos, se invierte la dirección de la primera marcha que pasa a actuar como marcha atrás. Recordemos que el motor de la Suzuki Hayabusa no es otro que el conocido y respetable bloque de cuatro cilindros en línea de 1.340cc y casi 200 CV.

Fiabusa Fiat motor Suzuki Hayabusa

Otro de los cambios llamativos es el del cuadro de instrumentos, que es el de la propia Hayabusa y que es una elección más que lógica, ya que se evitan problemas de compatibilidad. Donde sí que hay un claro problema de compatibilidad es en la usabilidad del motor y es que, como es habitual, la potencia y el par máximo de los motores para motos de cuatro cilindros los encontramos arriba en el cuentavueltas.

Teniendo esto en cuenta, el destino de este «Fiabusa» será volcarse totalmente a la competición, donde es posible -y hasta necesario- alcanzar altas revoluciones y potencias fuera de lo normal. ¿Harías una locura como esta y le pondrías un motor de Suzuki Hayabusa a tu auto?