noticias |

Triumph TR6 Trophy (1956)

Una moto pensada para un público muy exclusivo y que trascendió a la fama por una inolvidable escena.

Gracias a un elegante diseño, su contundente motor de dos cilindros paralelos y un sistema de escape de alto nivel, la Triumph TR6 Trophy fue una máquina tanto rápida como atractiva. Cuando se presentó en 1956, con las características de una moto todoterreno, resultó ser posiblemente la primera rutera realizada por un gran fabricante. La TR6 se creó en Gran Bretaña para el mercado de exportación, aunque el objetivo principal era California, donde las competencias en el desierto eran muy populares.

Triumph diseñó la nueva Trophy equipando una TR5 de 500 cc con un motor de 649 cc basado en el impulsor de la Thunderbird que se conoció en 1950. La prolongada popularidad de la T-bird hizo que la TR6 resultante recibiera el apodo de Trophy-bird en Estados Unidos. Se trató de un modelo muy requerido entre los californianos aficionados al todoterreno, tal el caso del actor Steve McQueen y su amigo Bud Ekins, quien lo dobló en algunas escenas de la película “El gran escape” (la más recordada, aquella del salto a la alambrada). La TR6 llegó a ser considerada la moto ideal para atravesar lugares áridos como el desierto de Mojave.

El motor de dos cilindros y 42 CV proporcionaba una velocidad máxima de 161 km/h en su versión básica, además de poseer un gran rendimiento a medio régimen para que piloto pudiera controlar la aceleración en superficies difíciles. Muchos propietarios que se dedicaron a las carreras le realizaron modificaciones como quitar las luces y los deflectores del escape, colocar un asiento recortado, neumáticos especiales y una placa metálica. Otros se contentaban con la Trophy-bird de serie y disfrutaban del estilo y el rendimiento que convirtieron a esta moto en uno de los mayores éxitos de la marca.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: