noticias |

Una Ducati 1299 Panigale híbrida con 300 CV

El Salón de Milán no solo da cabida a grandes marcas. También a pequeños fabricantes más o menos conocidos. Uno que pudimos ver por allí es el francés Efesto, especializado en kits de hibridación para barcos, tractores, aviones y sí, también motocicletas.

Hasta allí llevó su kit denominado Efesto 200 Novantanove Hybrid Kit montado nada menos que en una Ducati Panigale 1299, la última Superbike V2 de la marca italiana.

Para crear un kit híbrido necesitamos tres componentes: motor, inversor y batería. Y para los tres hay que crear espacio. El primero de ellos está situado en la parte trasera del cárter del V-twin y cuenta con un piñón dentado a la salida. Desde aquí se conecta al propio piñon de ataque de la salida de la caja de cambios a través de una pequeña cadena.

El inversor se instaló en la parte frontal, bajo el cilindro delantero, teniendo que modificar la salida del escape. Como pueden ver en la foto el diseño del mismo no luce tan bonito como el original. Por último la batería se ha instalado en la parte baja del colín.

El motor eléctrico, una unidad de flujo axial refrigerado por líquido es capaz de desarrollar 80 kW (108 CV) y al mismo tiempo, 150 Nm de par. Si combinamos estos datos con los que declara la Panigale (y eliminamos algo en pérdidas), nos encontramos con una potencia máxima combinada de 300 CV y un par motor de 295 Nm. Cifras más que respetables.

Pero lo más interesante no es la potencia sino que si tenemos en cuenta la configuración del motor V2 italiano, preparado para dar lo máximo en la parte alta del cuentavueltas, el motor eléctrico rellena el vacío creado a bajas y medias vueltas con lo que la ganancia es todavía superior. Y no, el peso no es demasiado: 194 kg. Son 21 kg más que la Panigale de serie pero todavía se mantiene en cifras razonables. Otra cosa es su comportamiento ahora, sobre todo con la batería ubicada en la zona más alejada del centro de masas.

El kit permite cuato modos de conducción diferentes seleccionables desde el semimanillar izquierdo. Por un lado tenemos uno completamente eléctrico (Pure Electric) gracias a la batería, que permite una autonomía de aproximadamente 40 minutos en tráfico urbano. Luego tenemos el normal, es decir, usando solo el motor a gasolina (Pure Thermic) de la Panigale pero con frenado regenerativo para recargar la batería.

El Modo Boost consigue las máximas prestaciones y luego hay un modo personalizado en el que se puede configurar tanto el par como la potencia que entrega el motor eléctrico.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: