noticias |

Viajamos con una Triumph Tiger por 5 mil kilómetros: ¿Vale la pena?

Luego de recorrer casi cinco mil kilómetros por la Patagonia, te contamos: ¿vale la pena la Triumph Tiger 900 Rally Pro? Conoce las impresiones.

La línea Tiger 900 es la gama de trail medias de la inglesa Triumph. Dentro de esa gama y para satisfacer a los usuarios que prefieren circular lejos del asfalto, la Tiger 900 Rally Pro es la opción. Esta Rally Pro se diferencia, entre sus hermanas de gama, por disponer de una rueda delantera de 21”, suspensiones de largo recorrido, modos de conducción específicos, ergonomía revisada y demás cuestiones que la convierten, a mi criterio, en la moto más interesante y polivalente del catálogo de la marca británica.

Ni bien tuve confirmado el préstamo de esta unidad casi 0km por parte de Triumph, no lo dudé y emprendí un viaje de una semana por la Patagonia Argentina. Salimos de Buenos Aires y tomamos rumbo sur por la RN3 hasta la ciudad Chubutense de Trelew. Allí tomamos la RP25 que nos depositaría en Tecka, un pueblito al sur de Esquel. De ahí en más, todo transcurriría por la mítica RN40 y sus alrededores hasta llegar a Junín de los Andes, donde ya emprenderíamos hacía la “ciudad de la furia”. 7 días, 5 provincias y casi 4.700 kms recorridos en la primera Triumph que me toca probar. Un lujazo, ¿no?

Te puede interesar
La Suzuki deportiva que humilló a un Toyota: ¿quién dijo que las deportivas no hacen off road?

Lo primero que debería destacar de esta moto tiene que ver con su comodidad (un apartado complicado para muchas trail medias), ya que después de tantos kilómetros, el cuerpo no me pasó factura por cansancio. En tal sentido, el tamaño y mullido del asiento de 2 piezas es gran responsable. Como destaco su comodidad, también debo decir que es el aspecto “menos rally” con el que cuenta esta versión, de características off-road, y que tampoco existe como opción un asiento largo y fino (tipo enduro) que permita al piloto moverse a gusto sobre la moto. Si se quiere, esta puede ser la crítica “más grave” que le encontré a esta moto enfocada al fuera de camino.

Te puede interesar
Resumen semanal: ¡Honda, Royal Enfield, Ducati y más!

Triumph Tiger 900 Rally Pro

 

Si bien no viajamos con acompañante, pudimos comprobar en trayectos de corto alcance, que la plaza del pasajero es muy confortable, otra vez, por tamaño y mullido de asiento, como por la posición de pedalines, no tan alta, que beneficia en una flexión mínima de piernas. Respecto al diseño, no voy a explayarme demasiado y lo voy a dejar a criterio de cada uno. Personalmente me gusta mucho, con el destaque del bastidor acabado en blanco, algo exclusivo de esta versión. Quizás la crítica podría venir x la escueta y sobria paleta de colores disponible, pero, en mi caso, la sobriedad es una característica que valoro mucho.

Te puede interesar
¡Honda mostró el motor de las Transalp y Hornet!

En cuanto al motor, nada la distingue de otra Tiger 900. En este punto no tengo más que flores para tirarle a este tricilíndrico. Enamora en cualquier condición de uso, incluso a incrédulos como yo que, hasta hoy, pensaba que un v-twin o un bi paralelo con cigüeñal calado a 270° eran las configuraciones acertadas e ideales para una moto de este segmento.

Triumph Tiger 900 Rally Pro

revista lamoto digital

¡Perdón por la insolencia, Mr. Triumph! Las sensaciones que transmite son propias de este motor y, por lo menos yo, no las puedo comparar con ningún otro. Estira mucho (como un tetra) y ofrece buen torque desde bajo régimen (como un buen bi). Si bien tiene una potencia a respetar, ofrece una suavidad y docilidad de uso realmente increíbles.

Dos aclaraciones en el apartado tecnológico. La primera tiene que ver con la cantidad de información ofrecida por el instrumental que, en un principio, puede abrumar. Es cuestión de estudiarla un ratito y establecer el modo de visualización en el que nos sentimos más a gusto (en mi caso, el 4). Después, todo se navega de manera muy sencilla mediante un “joystick” ubicado en la piña izquierda. La otra aclaración tiene que ver con los modos de conducción que, para pasar de cualquiera de los 4 on a los off, hay que detener por completo la moto (no hace falta quitarle el contacto) y lo mismo a la inversa.

Te puede interesar
Tras completar el Rally Dakar, Kove lanza una trail mediana que sorprende a muchos

Triumph Tiger 900 Rally Pro

Para cerrar y a modo de síntesis, un viaje increíble (nuestro país es uno de los mejores para viajar en moto) con una moto que me resultó mucho mejor de lo que me esperaba en la previa. Se viaja cómodo, con un motor que es una delicia y con reales aptitudes para el off. Por mis preferencias y necesidades de uso actuales, esta Tiger 900 Rally Pro es el producto más interesante y polivalente que ofrece Triumph en su catálogo.