noticias |

Yamaha tomó una decisión que preocupa a los fanáticos

En las últimas horas, la firma de Iwata sacudió el mundo de las dos ruedas al tomar una sorprendente decisión acerca de su futuro. Mirá por qué lo hizo.

Yamaha pateó el tablero y sacudió las competiciones off-road en las que participa actualmente al anunciar que en 2023, y por tiempo indefinido, no participará de las ediciones del Rally Dakar y Mundial de Rallies Cross-Country, aunque dejó abierta una ventana para, posiblemente, regresar en un futuro.

Yamaha deja Rally Dakar y Cross-Country

Los motivos fueron explicados tanto por Yamaha Europa como por su CEO europeo, Eric de Seynes, en un comunicado oficial que confirma el retiro de la marca de los diapasones de dichas competiciones y entrega detalles a modo de explicación.

Esta decisión le pone un punto final a una historia de casi 44 años de la marca en el Rally Dakar, desde que dicha competencia nació, con el francés Cyril Neveu obteniendo la victoria a bordo de una Yamaha XT500 en la primera edición en 1979 y siguiendo con una segunda victoria un año después. En total, desde los comienzos, Yamaha acumuló 9 triunfos cruzando los desiertos.

Yamaha deja Rally Dakar y Cross-Country

En una extensa carta publicada en su página web, Yamaha es determinante y asevera que «el final del Rally Dakar 2022 en Jeddah, Arabia Saudita, pone fin a la larga e histórica asociación de Yamaha con la categoría de motocicletas de 450 cc en tanto el Rally Dakar como el Campeonato del Mundo de Rallies Cross-Country de la FIM».

Por su parte, la firma japonesa aclaró que esta decisión sólo involucra motos pero no a sus SSV (cuatro ruedas), ya que indicó en el mismo comunicado que «no competirá en el evento con el Rally WR450F, pero sí en la categoría SSV apoyando a los corredores con su proyecto prototipo Yamaha YXZ1000R, que participó en las ediciones del Rally Dakar de 2021 y 2022».

Yamaha deja Rally Dakar y Cross-Country

Por su parte, Eric de Seynes explicó, a grandes rasgos, los motivos por los que Yamaha tomó esta sorpresiva decisión. El mandatario de Yamaha Europa dijo que «la moto que competía era la WRF450 homologada en 2011, pero su base evolucionó para la YZF450 pensada para ganar carreras de 40 minutos y no para competiciones de más de 8.000 kilómetros, cuando casi el 60% se hace a toda velocidad».

Además, el Director Ejecutivo también se explayó acerca de los clientes a los que Yamaha busca satisfacer con esta decisión. «Nuestros clientes todoterreno ahora tienen diferentes expectativas y buscan diferentes productos, y debemos atenderlos si queremos mantenernos conectados», fueron las palabras de Eric de Seynes.

Te puede interesar
¡La Yamaha Ténéré más alta del mundo en Argentina!

Yamaha Ténéré 700 World Raid

Por otra parte, fueron blanqueados algunos desacuerdos entre la filial europea y la casa central de Yamaha en Iwata, ya que desde Europa habían entendido que para subir el rendimiento necesitaban una moto, y puntualmente un motor, adaptado al Dakar y su desarrollo era imposible sin el apoyo de Japón. Sin embargo, desde Asia la respuesta era negativa ya que eso sólo satisfacía necesidades europeas y era un inconveniente para los planes globales.

El objetivo, entonces, es suspender las inversiones económicas y físicas en las competencias antes mencionadas y dedicar todo ese esfuerzo, según Yamaha, «a favor de nuevos programas que nos permitan involucrar mejor a nuestros clientes de Ténéré». Con esta afirmación, queda claro que una condición necesaria para que Yamaha regrese al plano internacional en competiciones como Dakar y Cross-Country es que la nueva Yamaha Ténéré 700 World Raid sea un éxito en ventas y sus clientes queden satisfechos.

Te puede interesar
Al detalle: Yamaha Tènèrè 700

Yamaha Ténéré 700 World Raid

Aunque en la nota de prensa original publicada por Yamaha, su CEO en Europa, Éric de Seynes, ya ofreció algunas pinceladas de los motivos que habían llevado a su marca a no seguir participando en este tipo de carreras, el directivo francés ha utilizado sus redes sociales para publicar una carta más extensa en la que trata de dar respuesta a todas las dudas que ha generado este sorprendente anuncio por parte de Yamaha, dejando entrever que en Japón ya no estaban dispuestos a seguir gastando más dinero en el desarrollo de la WR450F de raids.

De hecho, según palabras del propio Éric de Seynes, la moto con la que Yamaha ha competido en el Dakar a lo largo de la última década ha sido desarrollada y puesta a punto en Francia y no en Iwata, intentando explotar al máximo el potencial que ofrece el motor original del modelo de enduro WRF450, una estrategia que hacía imposible pelear contra KTM y Honda, dos gigantes implicados al 100% en el desarrollo de sus motos para raids.