noticias |

Yamaha XTZ 250, siempre un paso adelante: ¿Era (es) mejor que la Honda XR250 Tornado?

Desde hace mucho tiempo, la Yamaha XTZ 250 marcó tal diferencia tecnológica con sus rivales que hoy prácticamente cambió de segmento.

Allá por el 2009, Yamaha introdujo su propia on-off de nueva generación. Una moto que se batió a duelo con la Honda XR 250 Tornado y que fue elegida por aquellos que anhelan los avances tecnológicos sobre las configuraciones clásicas. Se trató de la XTZ 250, que en ese sentido siempre pareció estar un paso adelante en su segmento. Sin embargo, la evolución según pasaron los años le hizo dar saltos que, como vemos hoy, quizá la obliguen a buscar otros rivales.

Te puede interesar
Moto Morini llegó al país y va contra Benelli, Voge y CFMoto: precios y características

Mejores motos de baja cilindrada para viajar Yamaha XTZ 250

Diferencias entre la XTZ 250 y su gran rival

La primera novedad de la moto con respecto a su eterna rival fue su sistema de inyección, que reemplazó el clásico carburador. De esa manera avanzaba en economía de consumo y respuesta, además de anular el uso del cebador. Lo que sabíamos de las motos diseñadas para el fuera de pista, en general, era que sus configuraciones debían ser clásicas por la resistencia que éstas ofrecían. Sin embargo, la apuesta de Yamaha hizo que el modelo construyera su propia historia.

Te puede interesar
¿Cuál es la mejor moto de enduro de los ’90?

mejores motos de baja cilindrada para viajar Yamaha XTZ 250

En contrapunto con la Tornado, que equipaba (equipa) un carburador convencional, la XTZ 250 también trajo un freno a disco en la rueda de atrás mientras su rival cargaba (aún lo hace) un tambor. De esa manera, la moto de la marca de los diapasones fue muy elegida por aquellos que pretendían un vehículo más sofisticado, con menos mañas de motero, para todos los días y, también, probar en tierra cuando fuese necesario.

Te puede interesar
Yamaha finalmente presentó a su nueva Ténéré 700 World Raid: doble depósito y características mejoradas

El boom de la Tornado no impidió que la XTZ 250 le hiciera una competencia tan fuerte como para que ambas -no sólo una- se convirtieran en dos de los modelos más deseados por cualquier usuario, independientemente de que no fueron ni son productos baratos. Pero más allá de esto, la XTZ volvió a elegir sus propios rumbos, ya que su evolución la alejó un poco del modelo que Honda mantiene casi igual que allá lejos y hace tiempo.

Te puede interesar
KTM 390 Adventure: ¿es la mejor trail media?

La evolución de la Yamaha XTZ 250

Yamaha XTZ 250

La transformación de esta 250cc la encuentra hoy con una forma muy distinta. Según declara la marca “se renovó para dar un paso adelante en comodidad” y la verdad es que no están errados. En definitiva, el confort siempre fue su punto fuerte.

Conserva su clásico motor SOHC monocilíndrico de 249cc y 20,4 HP a 8.000 rpm. Esta potencia se reparte en 5 velocidades y la alimentación se mantiene firme con su sistema a inyección. Su autonomía ahora mejora gracias a su tanque de 14 litros y los cambios ergonómicos que Yamaha introdujo se traducen en verdaderas soluciones para la aventura y una mayor comodidad a la hora de encararla.

Te puede interesar
RVM Tekken 500

Mirándola bien, está más para competir con la XRE 300 de Honda que con la Tornado. Y a decir verdad, ya lo hace. Su nueva estética (con un faro principal full LED) se aleja bastante de su antigua apariencia de enduro para acercarse al corte adventure, como si se tratara de un nuevo diseño de la serie Teneré.

Yamaha XTZ 250

Esta versión frena mediante un disco delantero de 245 mm con ABS (solo adelante) y un trasero de 203 mm, y basa su suspensión en una horquilla telescópica delantera (220mm de recorrido) y un basculante con monoshock (205mm de recorrido) en la parte de atrás.

Te puede interesar
Nueva KTM 1290 Super Adventure S: más equipada que nunca

Precio y reflexión final de la XTZ 250

Según declara Yamaha, la nueva XTZ 250 cuesta $1.616.000 a octubre de 2022. Si bien está lejos de ser accesible, analizando sus prestaciones no estaría mal pensarla como opción para aquellos que quieren pegar un pequeño salto entre el enduro y la categoría adventure. Hay una certeza en esa historia: a esta altura es una moto que ya no está a prueba. Su tiempo en el mercado denota su confiabilidad. Y qué mejor, entonces, que hacer pasos hacia delante pisando sobre seguro.