noticias |

¿Estética retro o moderna? Honda, Yamaha y muchas otras juegan con ambas tendencias

Los amantes de lo clásico hacen un culto de las formas de sus motos. Del otro lado están los fanáticos de la última moda. Sin embargo, hay series de diferentes marcas que incluyen ambas apariencias en la misma denominación.

Hay quien dice que los fierros llegaron a su estado óptimo de diseño estético durante el siglo anterior, más aún después de la Segunda Guerra Mundial. Formas simétricas, materiales nobles, partes cromadas, particulares paletas de colores y un montón de menos es más les dieron forma a las que hoy se conocen como motos clásicas o de colección. Sin embargo, un día llegó el futuro, con sus necesarias formas de mejora aerodinámica y con sus líneas diversas, que a decir verdad tampoco están nada mal. A veces, más es más.

Yamaha XSR 700 2022

Tal es la polarización de opiniones que algunas series de motos (Honda con sus CB, Yamaha con sus MT y sus XSR son algunos casos) contienen ambos tipos de diseño en una sola plataforma o marca. Vamos a analizar algunos casos.

Te puede interesar
¿Una Ducati monocilíndrica? Este podría ser uno de los lanzamientos

Yamaha: las MT y las XSR

Las Yamaha MT de más cilindrada (MT07 y MT09) son un claro exponente de estos días. Frentes afilados, en punta, un novedoso faro delantero triple que es casi la cabeza de un transformer, colín en forma triangular, espejos indefinibles geométricamente y líneas aerodinámicas que sobresalen a la altura del tanque como para darle más estabilidad a una naked de diseño cosmético de dos colores.

Yamaha MT-07 2023

Si miramos las XSR de la misma marca y cilindradas encontramos un claro tributo a motos de la propia fábrica japonesa de principios de los ’80, aunque en el marco del balanceo que la actualidad demanda. Se le puede advertir un frente bien retro, con un faro delantero redondo, un tanque alargado de formato más clásico, asiento con un dejo de café racer y el predominio de un solo color (salvo algunos vivos en tributo, justamente, a diseños antiguos). A fin de cuentas, el ejemplo no hace más que mostrarnos a una marca de primera complaciendo las demandas de sus clientes.

Te puede interesar
KTM lanzó en India la RC390

Honda: la CB retro y la CB moderna

Sabemos que para Honda la denominación CB engloba muchos sentimientos. Primero por rendimiento, segundo por vigencia. Un sinfín de motos de todas las cilindradas llevaron esas dos letras en su tanque. Esta versatilidad hizo que la evolución, en esta época, se ramificara como humanos y monos. Y hay dos productos que nos vienen como anillo al dedo para el concepto de esta reseña.

Honda CB650R

Por un lado tenemos a la CB 650 R, un producto netamente clásico en cuanto a estética con su faro delantero circular (a veces éste pareciera definir él solito el estilo), un tanque clásico y un resto de moto más moderno (aunque simple). Eso sí, su escape 4 a 1 parece una obra de arte moderno; un dibujo. A este vehículo podríamos clasificarlo como neo-retro.

Te puede interesar
Harley-Davidson apunta directamente a las cilindradas medias

En la otra vereda se para la CB 500, con una “nariz” afilada, un faro triangular y líneas muy marcadas para lo que en unos años se verá como un clásico, pero de estos años que nos encontramos transitando. Claro está, en Honda también hay motos para todos los gustos.

Honda CB500F 2022 amarilla lateral derecho frontal

Otras marcas con tendencias clásicas

Resulta difícil encontrar una Royal Enfield de estética completamente contemporánea. Y en eso hay que reconocer el acierto de la marca desde que pertenece a capitales indios. ¿Para qué cambiar una estética de culto cuando que se convirtió en identidad? La Classic 350, por ejemplo, es exactamente igual (de afuera, obvio) a la J2 500 de 1948. La Interceptor es un fiel exponente de la década siguiente y hasta la Himalayan tiene muchísimo de viejos diseños en su segmento.

Te puede interesar
CFMoto va por todo metiéndose en el terreno de “las grandes”

La Ducati Monster, en sus distintas versiones, fue cambiando paulatinamente desde su introducción, hace décadas, hasta hoy. Apenas conserva rastros de su evolución. Sin embargo, su paleta de colores y su formato standard la llevaron a convertirse en un clásico de todos los tiempos. ¿Podría reconocerse como estética retro? Quizá sólo por el cariño que le tenemos…

Ducati Monster SP 2023

Benelli, con la Leoncino 250 demuestra que se puede estar a la vanguardia con un estilo clásico. Basta con mirarla para observar delicadezas del diseño italiano de otrora. Si la comparamos con la TNT 25 de la misma marca (misma cilindrada; diferente corte), los ingenieros nos demuestran que están preparados para satisfacer a todos.

¿Cuál es la conclusión, entonces? La estética clásica es más delicada y armoniosa; la nueva es funcional, pragmática y agresiva. Y ya que contra gustos no hay nada escrito, la subjetividad de cada usuario se encargará de responder la pregunta.