competicion |

Se disparan las estadísticas tras el Dutch TT

La carrera disputada en Assen es una de las más tradicionales del calendario ya que se desarrolla desde 1949, cuando se inició el campeonato y el trazado era carretero.

Honda celebraba en Holanda sus 60 años en las carreras y pretendió hacerlo con victoria. Sin embargo fue Yamaha la marca que festejó en MotoGP de la mano de Maverick Viñales, el quinto ganador diferente en las primeras ocho competencias del año. Para la casa de los diapasones también fue bueno subirse al tren de los éxitos, puesto que esta temporada ya lo habían hecho Ducati (con Dovizioso y Petrucci), Honda (con Márquez) y Suzuki (con Rins). La mala noticia para Honda desde el inicio del fin de semana fue la caída con lesión para Jorge Lorenzo. Una fractura en la sexta vértebra toráxica luego de caer aparatosamente en la primera práctica libre dejó al español sin GP holandés y probablemente sin el GP de Alemania la próxima semana. La buena noticia para Yamaha desde el viernes fue la contundencia en los tiempos de Maverick Viñales con la moto oficial y de Fabio Quartararo con la YZR-M1 del equipo satélite (el francés marcaría el sábado su segunda pole consecutiva, la tercera del año).

Ya en carrera, el breve liderazgo de Alex Rins con la Suzuki terminó cuando el español sufrió una caída en la tercera vuelta. A partir de allí se generó una lucha por la supremacía que incluyó a Quartararo, Márquez, Viñales, Rins y las Ducati de Dovizioso y Petrucci. Para Valentino Rossi, el GP terminó con una nueva caída, esta vez tras engancharse con el japonés Takaaki Nakagami (el italiano acumula tres carreras sin sumar puntos). Al frente, Quartararo no soportó el ritmo debido a su reciente intervención de antebrazos, por lo que la definición quedó entre Viñales y Márquez. Para uno, fue volver a la victoria; para otro, un buen resultado en función de campeonato; para el tercero seguir en el podio (también subió en Catalunya). En el torneo, Márquez le lleva 44 puntos a Dovizioso (terminó cuarto) y 52 a Petrucci (fue sexto).

El GP de Holanda comenzó a tomar clima con la carrera de Moto3. Aquí, Tony Arbolino cortó la racha de doce ganadores diferentes en las últimas 12 competencias y repitió la victoria conseguida en Italia. Sin embargo, llegar al éxito significó sobreponerse a una batalla sin cuartel, donde los 22 primeros pilotos estuvieron encerrados en menos de dos segundos. Hubo muchas caídas, grandes remontadas y una definición en la línea con 45 milésimas de separación entre el ganador y su escolta Lorenzo Dalla Porta (suma 4 puestos de escolta este año) mientras que tercero fue Jakub Kornfeil.

Moto2 también tuvo una carrera con muchas situaciones. Se registraron once caídas en total, muchas de ellas con pilotos que peleaban por la victoria, tal el caso de Remy Gardner (autor de la pole), Sam Lowes, Jorge Navarro, Jorge Martín, Xavi Vierge (zafó por poco que lo pisaran) y el encontronazo final de la última vuelta entre los líderes Alex Márquez y Lorenzo Baldassarri. Ganó por primera vez Augusto Fernández (había largado desde el puesto 13), por delante de Brad Binder y Luca Marini (el medio-hermano de Rossi). La próxima fecha es el domingo que viene, en Sachsenring, Alemania.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: