Beta Zontes V310

MARCA: Beta

MODELO: Zontes V310

La llegada de la V310 completa la gama Zontes en nuestro país con una propuesta rupturista e inédita. De este modo se posiciona como un producto sin rivales directos en una categoría inexistente hasta el momento. Para Zontes, la V310 es la interpretación de cómo debe ser una “cruiser” moderna. Fiel a la marca, esta moto no puede ser ajena a la tecnología, a los materiales y acabados de primera línea y a un aspecto deportivo que hacen amplio el abanico de posibles usuarios.

Sin duda, el diseño es uno de los pilares fundamentales de la marca porque a pesar de ser una firma muy joven, goza de una identidad propia y muy identificable. Sin embargo, lo que más sorprende es cómo, sobre una misma plataforma, Zontes pudo dar a luz a cuatro productos tan diferentes (Naked, Sport, Trail y Custom) en su concepción como en relación al público al que apuntan. De todas maneras y poniéndonos rigurosos, “la misma plataforma” es un concepto poco preciso, ya que en la parte ciclo de la V310 se ve modificado el ángulo de lanzamiento de la horquilla, con una resultante distancia entre ejes mayor, un chasis específico y un nuevo esquema de suspensión trasera con doble amortiguador. Datos como estos no son menores y nos dejan ver la ingeniería que hay detrás de estos productos.

 

A favor

Diseño y calidad general

Nuevo instrumental

Embrague antirrebote

En contra

Maniobras a baja velocidad

Tablero con determinados reflejos

Calor en los pies

CALIFICACIÓN
0
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Beta

MODELO: Zontes V310

Ponerse a los mandos de la V310 es toda una experiencia, sobre todo para los que no somos seguidores de las “cruiser”. Reconozco que me llevó un tiempito adaptarme a la posición adelantada y alta de los pedalines, ya que los buscaba (sin suerte) en la ubicación tradicional luego de cada detención. Una vez familiarizado, la descansada postura invita a recorrer de punta a punta la Ruta 66.

El manillar ancho y con las puntas apenas cerradas, el asiento bajo y la comentada ubicación alta y adelantada de los pedalines dibujan un triángulo ergonómico apto para un generoso abanico de tallas de piloto. Grata sorpresa me llevé al encontrarme con un comando de caja preciso y no tan largo de recorrido, algo inesperado dado el tamaño de su reenvío y de los movimientos utilizados; y la posibilidad de regular en tres puntos el pedal de freno, ofreciendo así un plus de comodidad para el piloto. La novedad que no se le escapa a nadie es la incorporación de una pantalla TFT full color para el instrumental, que se puede vincular mediante Bluetooth con nuestro celu.

Por medio de dos botones, ubicados cómodamente en la piña izquierda, se navega por las distintas funciones, y se puede elegir entre 4 modos de visualización: casual, race, street y simple. En cualquiera de sus modos, la info ofrecida es la siguiente: velocidad, rpm, marcha engranada, nivel de combustible y de temperatura de refrigerante, reloj horario, voltímetro, odómetro total y parcial, consumo y velocidad promedio, y autonomía. Completísimo y para todos los gustos, lástima que, aunque jugando con la regulación del brillo y todo, los reflejos y la claridad del día afecten su correcta visualización.

El arranque presencial y los comandos (retroiluminados) en las piñas son equivalentes al del resto de la gama Zontes. Recordemos que entre ellos contamos con balizas, apertura eléctrica de tanque y asiento, selector de luz baja/diurna, entre los más salientes. En la piña derecha encontramos también el selector “Eco/Sport” que si bien no es un selector de mapas de motor, en modo Eco prioriza el ahorro de combustible. En este sentido también vale la pena recordar la regulación en distancia de ambas manetas. Los espejos también son los de sus hermanas y de excelente visión. De igual manera comparte los brazos soportes rebatibles que vuelven a la misma posición al desplegarlos nuevamente sin perder la regulación ya realizada. El asiento ofrece una comodidad superior a la que sospechábamos a priori, con un mullido que en principio no nos traerá problemas o fatiga con el correr de los kilómetros. La plaza del pasajero está muy bien, siempre y cuando no olvidemos que se trata de una moto compacta. Las asas de sujeción no fueron contempladas en este diseño, por lo que el pasajero deberá abrazar al piloto.

VIDA A BORDO
0
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior