Suzuki V-Strom 250

MARCA: Suzuki

MODELO: V-Strom 250

Si pensamos en maxi trails japonesas, una de las primeras en nombrar es la gama V-Strom de Suzuki. Esto es llamativo, ya que esta saga de aventureras es de las más jóvenes en su especie. Sin embargo; su bien ganada fama de indestructible la colocó muy rápidamente como un modelo a tener en cuenta dentro de su categoría. En nuestro país la 650 cosechó gran cantidad de fanáticos, incluso más que la 1.000 dada su mayor agilidad y polivalencia. Algo en común entre los usuarios de la V-Strom es son “conocedores” del mundillo de las motos y valoran cuestiones de fondo antes que accesorios o “chiches” llamativos que muchas veces no son de real importancia. Es más, estás máquinas son el pináculo de muchos motociclistas con años de experiencia y solamente la cambiarían por otra V-Strom.

¿Te interesa COMPRAR una V-Strom 250? Obtené la cotización La Moto dejando tus datos AQUÍ

A favor

Diseño de saga

Funcionamiento sereno y dócil

Robustez y confiabilidad

En contra

Parabrisas sin regulación

Potencia justa

Ubicación alta pedalines piloto

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Suzuki

MODELO: V-Strom 250

Si bien por su ligereza y bajo consumo permite y es súper recomendable para el uso diario por la ciudad, su concepción trasciende los límites urbanos, con una comodidad y ergonomía que no pasarán factura en el cuerpo del piloto al cabo de largas jornadas de conducción. Ni bien nos montamos en ella, su alto y estrecho manillar nos hace un poco de ruido, pero basta con emprender la marcha para notar cómo esa altura nos apoya los brazos relajadamente y la estrechez nos permite movernos eficazmente entre el tráfico.

La forma, el tamaño y mullido del asiento son fundamentales en una montura de estas características, y la menor de las V-Strom no descuida este aspecto porque equipa un asiento de una pieza y niveles diferenciados que logra una vida a bordo muy confortable y que no provocará fatiga prematura. Para terminar con el tridente ergonómico debemos nombrar los pedalines, recubiertos en goma (solo el juego de piloto) y en una ubicación apenas elevada. Esto será una limitación para la comodidad de los usuarios más altos. Por su parte, los del pasajero son llamativamente pequeños. Y ya que hablamos del segundo a bordo, cabe aclarar que la comodidad y espacio para éste es más que correcta, si no perdemos de vista que se trata de una 250.

Frente a nosotros observamos un instrumental muy moderno, 100% digital y en negativo que asegura una correcta visualización en cualquier condición de luz. El aspecto del mismo es muy moderno y quizá se parece más al de una naked deportiva, pero la verdad es que es muy completo y solo se le puede criticar el tacómetro, con caracteres y barras algo pequeños. Velocidad, marcha engranada, nivel de combustible, consumo, trips y hora son la data ofrecida que se acompaña por un conjunto de testigos luminosos a los lados, dentro de los cuales se destaca el blanco que indica el límite de revoluciones de motor (ajustable).

Conseguir la cotización LA MOTO de las nueva Suzuki V-Strom

Un accesorio que pasa prácticamente desapercibido, pero que habla del cuidado en los detalles presentes en esta V-Strom es la “visera” ubicada encima del instrumental para protegerlo de la incidencia del sol cuando tenemos el mismo por sobre nosotros. Japón, nada más que decir. Los comandos en las piñas, por tacto y funcionamiento son los mejores en su categoría, incluyendo obviamente el interruptor de balizas. Igual observación para las manijas de freno y embrague. Los espejos pierden un poco de campo visual, ya que sus cortos soportes hacen que reflejemos parte de nuestros brazos en ellos.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl