Yamaha NM-X 155

MARCA: Yamaha

MODELO: NM-X 155

Era una cuenta pendiente para la marca de los diapasones ofrecer en nuestro país un scooter de baja cilindrada, diseño joven y tecnología aplicada. Con este lanzamiento satisface a los clientes que esperaban un vehículo de estas características. Analizando el segmento y sus rivales, Yamaha Argentina tomó la decisión de incorporar a su cada vez más nutrido line-up el NM-X 155. Se trata de un scooter que combina a la perfección diseño y tecnología. Líneas elegantes le dan forma a un producto diseñado bajo el concepto “Blue Core”. Además, cuenta con ABS de serie, algo exclusivo en el segmento.

A favor

ABS de serie

Conjunto motor/transmisión

Comodidad para dos

En contra

Suspensiones duras

Sin toma USB/12v

Sin balizas

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Yamaha

MODELO: NM-X 155

Entre las cualidades que reúnen los scooter para el desplazamiento cotidiano, la comodidad y el confort de marcha en muchos casos pueden ser el factor determinante al momento de decidir una compra, y el NM-X no defrauda. El asiento amplio y de mejor mullido para ambas plazas es un buen comienzo. Debajo de este, al que se accede mediante el mismo tambor de arranque, podemos guardar fácilmente un casco integral y algunos objetos más. La capacidad del espacio se ve beneficiada gracias a que el tanque de combustible posee su boca de reabastecimiento justo en el lomo del piso elevado. Una lástima que tanto espacio no haya sido coronado con una luz de cortesía o una toma USB/12v para cargar dispositivos móviles.

Encontrar la posición de piernas más relejada no será un problema, ya que el piloto cuenta con pisaderas dobles con tramado antideslizante. El acompañante, en cambio, deberá desplegar los pedalines retractiles que no son tan amplios, pero tienen una posición cómoda. El espacio para piernas es más que suficiente y, a pesar de su baja cilindrada, es un scooter apto para pilotos altos.

Aunque a primera vista no parezca, en el NM-X podremos desplazarnos a dúo sin que esto sea un problema. Ambos ocupantes gozarán del espacio suficiente para que los trayectos sean agradables y descansados. Una pieza robusta y de agradable acabado integra las asas de correcta ubicación y que permiten transportar algún bulto menor atado. Para guardar durante el viaje el celu, las llaves y otras cositas, contamos sobre el frente con un portaobjetos muy profundo y de gran capacidad. Aquí tampoco se halla ninguna toma USB y lamentablemente no cuenta con tapa, así que a no olvidarse nada allí.

El manillar, recubierto íntegramente, recibe de manera muy natural y descansada los brazos del piloto. Los comandos en las piñas son de agradable tacto y correcto funcionamiento. Se echa de menos un interruptor de balizas y un gatillo/pulsador de passing. Con los espejos resultó fácil obtener una adecuada visión.

El instrumental no podía quedar ajeno a la modernidad reinante y es totalmente digital y de retroiluminación azulada. En un formato circular, pero de base plana reúne los siguientes indicadores: velocidad, nivel de combustible, hora, consumo promedio e instantáneo y dos trips. Como información extra, informa los kilómetros que acumula la correa del variador y los realizados desde el último cambio de aceite. Esto nos pareció realmente útil. Para los fanáticos del manejo “eco” un indicador de segmentos muestra el consumo instantáneo de combustible: cuanto menos segmento se iluminen, más eficiente será nuestra conducción.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl