competicion |

MotoGP de Termas: Sobrado…

Marc Márquez se sacó la espina por las frustraciones de los últimos años y apabulló a la competencia con un rotundo éxito de punta a punta en MotoGP. Baldassarri repitió en Moto2 y Masià se estrenó con podio en Moto3.

Tal como sucedió el año pasado, la grilla de partida del Gran Premio de la República Argentina fue un hervidero. Aquella vez, porque la molesta llovizna de todo el fin de semana se apagó y generó un caos rumbo al ‘pit lane’ cuando la mayoría de los protagonistas decidió un cambio de neumáticos de último momento. Este año, porque las nubes que cubrieron el escenario en los tres días de actividad se despejaron para dejar al descubierto un sol rabioso que hizo trepar la temperatura de la pista hasta unos bochornosos 45 grados (por lo que debieron recurrir a cauchos más resistentes). Así, todos los equipos replantearon sus estrategias, todos los pilotos comenzaron a interpretar las nuevas condiciones, todos mostraron rostros de preocupación y fatiga (por el calor y la humedad), pero solo uno se mantuvo impasible. Marc Márquez confiaba plenamente en el potencial de una Honda que le permitió ensayar un buen ritmo el viernes, marcar la Pole el sábado y tener buen estado en el ‘warm up’ del domingo. Su misión consistía (a pesar del cambio del clima) en terminar el trabajo y ganar en Termas de Río Hondo para borrar las malas experiencias como la de 2017, cuando se cayó al perder tracción, o la de 2018, cuando no sumó puntos tras protagonizar varias polémicas (se paró la moto en la largada, cumplió con un ‘ride trough’ por boxes, y volvió tan enceguecido que tuvo varios roces innecesarios, el último con Rossi… nada menos).

Al apagarse el semáforo de esta segunda fecha, Márquez salió como una flecha, sacó unos metros de ventaja en la curva uno, y comenzó a generar una diferencia que (a mitad de carrera) alcanzó los 12 segundos. Inalcanzable. Imprendible. Inmutable. El campeón del mundo metió un ritmo feroz en las 25 vueltas para hacer monótona la pelea por la punta. Fue tal la ventaja que en las últimas curvas se dio el lujo de saludar y comenzar los festejos que estallaron al cruzar la línea de meta y prosiguieron frente a la tribuna “MM93” con su público.

Por fortuna para los casi 65.000 espectadores presentes el domingo, la pelea por los siguientes puestos fue muy entretenida. Desde la posición de escolta para atrás se generó un pelotón de varias máquinas que destilaron emoción y adrenalina. Valentino Rossi, Andrea Dovizioso, Jack Miller, Alex Rins y Danilo Petrucci se sacaron chispas en la disputa de cada lugar de esa fila india. Un gran ausente en la pelea fue Cal Crutchlow, sancionado con un “pase y siga” por boxes ante una casi imperceptible falsa largada (lo indicó el sensor); en tanto que Franco Morbidelli y Maverick Viñales (que también integraron ese grupo) se cayeron disputando el quinto puesto en la última vuelta. La frutilla del postre (para los miles de seguidores de Rossi en las tribunas “VR46”) fue la definición del puesto de escolta, con una maniobra “made in Valentino” (cumplió 23 años en el Mundial) para superar a Andrea Dovizioso en los metros finales. Fabuloso!

# Moto3: Mi pobre angelito

Rubio, de ojos azules, y con cara de nene travieso. Esas características fueron suficientes para que el equipo de Emilio Alzamora en la Cuna de Campeones de 2015 bautizara a Jaume Masià como “Macauli” (en referencia a Macaulay Culkin, protagonista de la famosa película ‘Home Alone’ de 1990). Tras la decepción de Qatar (se cayó en la primera vuelta) Masià llegó a Argentina con el objetivo de terminar la carrera. El joven piloto (tiene 18 años recién cumplidos) sorprendió a todos al marcar la Pole Position el sábado y se impuso en una apasionante carrera el domingo. El pelotón de punta tuvo 18 protagonistas, el liderazgo cambió de mano muchas veces en las 21 vueltas (12 pilotos diferentes comandaron la carrera), y la definición llegó a tres curvas del final, con Masià que superó al hispano-argentino Gabriel Rodrigo y tuvo resto para contener a Darryn Binder y Tony Arbolino que lo acompañaron en el podio. Niccoló Antonelli, Ayumi Sasaki, y “Gabri” Rodrigo (sexto) también integraron el lote de otras diez motos que finalizaron encerradas en menos de 2 segundos. Carrerón!

# Moto2: Bis de Baldassarri

Un poco menos emocionante pero igual de sorpresiva fue la definición en la clase intermedia. La victoria quedó para el italiano Lorenzo Baldassarri (ganador en Qatar), después de cuidar sus neumáticos y de atacar al lote de punta a cuatro giros del final. Hasta ese momento, la lucha por los puestos de privilegio, que incluyó muchos sorpasos y maniobras de riesgo, fue entre el alemán Marcel Schrotter, el australiano Remy Gardner, el español Alex Márquez y el sudafricano Brad Binder. Una verdadera lástima fue la ausencia del máximo candidato a pelear por el triunfo, el español Xavi Vierge, quien repitió la Pole Position del año pasado pero tuvo una falla mecánica en la vuelta previa y ni siquiera pudo largar. Otros dos protagonistas de fuste como Thomas Luthi y Sam Lowes (dos ex MotoGP) también se bajaron de la pelea al sufrir sendas caídas. Con este triunfo, Baldassarri quedó cómodo al frente del torneo y se perfila como uno de los favoritos a pelear por la corona. A correrlo!

RECUADRO DE NUMEROS

MotoGP

  1. M. Márquez (Honda)
  2. V. Rossi (Yamaha)
  3. A. Dovizioso (Ducati)

Pole: M. Márquez (Honda)

Moto2

  1. L. Baldassarri (Kalex)
  2. R. Gardner (Kalex)
  3. A. Márquez (Kalex)

Pole: X. Vierge (Kalex)

Moto3

  1. J. Masià (KTM)
  2. D. Binder (KTM)
  3. T. Arbolino (Honda)

Pole: J. Masià (KTM)

También podría interesarte: