Bajaj Rouser N250 Test Ride

Videos

Características

No hace falta que un modelo sea el más potente, el de mejores prestaciones o el más caro para lograr posicionarse como el mejor de una marca. Y ese es el caso de esta Rouser/Pulsar N250 que, a mi criterio, es la Bajaj más equilibrada construida hasta el momento por el fabricante indio.

Primero lo primero, que es entender como está posicionada esta moto dentro de la gama Bajaj en nuestro país. Por características, la N250 se ubica entre la NS200 y la Dominar 250, como una opción que viene a complementar la oferta de la marca.

Yendo un poco a lo estético, creo yo que mantiene el ADN de la saga, es decir que es fácilmente reconocible como una Rouser/Pulsar, siendo el sector frontal como lo más novedoso y llamativo con un proyector central y DRL que juegan a ser un poco las cejas. Personalmente, no me vuelve loco, lo mismo que me sucede con la saga MT de Yamaha, en donde creo que Bajaj buscó algo de inspiración. Tecnológicamente, en el apartado iluminación, da un paso adelante para la familia Rouser, siendo la única full LED.

Bajaj N250

Después no hay mucho más que agregar en cuanto al diseño, aunque sí podemos nombrar el tanque de combustible que es metálico en esta N250 y el pequeño silenciador de escape de doble salida de aspecto deportivo y agradable sonido. Respecto a la gama de colores, solo está disponible esta oscura que combina acabados brillantes y mate.

A favor

Frenos y ABS de doble canal
Bajo consumo y gran autonomía
Tacto de: frenos, embrague, acelerador, caja
Iluminación full LED

Te puede interesar
La gama NS de Bajaj tiene un nuevo rival: así es Raider, una naked deportiva muy equipada

En contra

Radio de giro
Espejos muy expuestos
Tipografia pequeña de trips, consumo y hora

Ponerse a los mandos de esta nueva N250 no debería ser un problema para nadie, ya que sus 795 mm de altura de asiento la convierten en un modelo muy accesible. Como pueden ver en imágenes, el asiento es un 2 piezas muy cómodo y amplio para el piloto y también para el acompañante.

Respecto a este último, utilizará como asas de sujeción la parrilla porta equipaje trasera que se fija en los anclajes de los asideros originales y que es parte de la integración nacional de partes. Se la ve robusta y muy práctica para quien la necesite, pero a mi gusto afea y esconde el sector posterior. No me quiero olvidar que, también de serie, dispone de caballete central.

La posición a los mandos, por lo menos con mi contextura física, no es totalmente erguida. Voy apenitas inclinado hacia adelante (incluso girando el manillar para tenerlo lo más cerca posible) pero sin que esto sea una molestia. A diferencia de la NS con semimanillares, la N250 tiene manubrio, pero igual mantiene las puntas hacia abajo. Buen momento para mencionar que el radio de giro no es muy generoso, por lo que girar en espacios reducidos no será una virtud.

Muy buena calidad percibida en cuanto a instrumental y comandos. Empezando por el instrumental, debemos decir que mantiene el diseño mixto de las Rouser, pero en un conjunto más compacto pero que sigue siendo de rápida y fácil lectura. Quizás los más cortos de vista, renieguen un poco con los trips, la info de consumo y la hora dada la tipografía pequeña. La verdad es que es completísimo y no le falta nada crítico.

Te puede interesar
¡Más detalles de la nueva Bajaj Pulsar 250! Primer video teaser oficial

Bajaj N250

revista lamoto digital

Yo soy de los que aún valoran una aguja análoga para el tacómetro. Me encanta. Completan el cuadro una buena cantidad de testigos luminosos y en el display digital la siguiente info: velocidad, marcha engranada, nivel de combustible, hora, y los trips que cuentan con consumo promedio para cada uno de ellos. Además, también disponemos de un consumo instantáneo y de un rango de autonomía.

Como ya les dije, completísimo, aunque los botones sobre el instrumental no es la ubicación más práctica, además de que son muy duros en su accionamiento. Los comandos son de nueva factura, con un diseño impecable en cuanto a tacto y funcionamiento, además de que son retroiluminados (una sana costumbre de Bajaj). La mala, esta Bajaj N250 no dispone de balizas/luces de emergencia.

Los espejos, se ven increíbles (dado su tamaño) y no vibran nada, aunque hay q tener en cuenta que sobresalen a la hora de filtrar en el tráfico. No me quiero olvidar que la N250 cuenta con toma de carga USB sobre la parte delantera superior del tanque, muy práctica y súper accesible.

Ficha técnica

MOTOR
Tipo Monocilíndrico, 4T
Distribución SOHC, 2 válvulas
Alimentación Inyección electrónica
Refrigeración Aire
Diámetro x carrera
Cilindrada 250cc
Potencia declarada 24,5 HP a 8.500 rpm
Torque declarado 21,5 Nm a 6.500 rpm
Rel. de compresión
Arranque Eléctrico
TRANSMISIóN
Caja Manual, 5 velocidades
Embrague Anti-rebote
Transmisión Final Cadena
CHASIS
Configuración Multitubular de acero
SUSPENSIONES
Delantera Horquilla convencional
Recorrido
Trasera Monoshock
Recorrido

Te puede interesar
NS, RS y ¿ahora 250F? Bajaj completa la gama de su próxima Rouser / Pulsar 250

FRENOS
Delantero Disco de 300 mm con pinza dos pistones, ABS
Trasero Disco de 230 mm con pinza simple, ABS
NEUMáTICOS
Delantero 100/80-17
Trasero 130/70-17
DIMENSIONES
Largo / ancho / alto 1,989 / 743 / 1,050 mm
Distancia entre ejes
Altura del asiento
Distancia del suelo
OTRAS CIFRAS
Dep. de combustible 14 L
Peso 162 kg en vacío
Velocidad máxima

Velocidad máxima

La velocidad final de la Bajaj N250 supera los 130 km/h de marcador, con un cómodo crucero de 110 km/h a unas 7100 vueltas de motor.

Motor

Antes de meternos en lo referente a motor y parte ciclo, quiero destacar la evolución que muestra Bajaj en esta N250, con un tacto superior de frenos, embrague, comando de caja, acelerador, etc. A ver, que se entienda, nunca estos puntos fueron un problema para las Bajaj que conocemos, pero en esta N250 la marca dio un salto de calidad notorio.

Respecto del motor, debemos hablar de un bloque completamente nuevo que estrena esta N250. Se trata de un monocilíndrico de 249 cc (la Rouser/Pulsar de mayor cilindrada hasta el momento), SOHC de 2 válvulas, con inyección electrónica, encendido DTS-i de doble bujía, enfriado por aceite y asociado a una caja de 5 marchas mediante un embrague, por primera vez en una Rouser/Pulsar, anti-rebote. Según ficha técnica, entrega una potencia de 24,5 HP a 8.500 rpm y un par máximo de 21,5 Nm a 6.500 rpm.

Bajaj N250

En la vida real, este motor es súper prolijo en su funcionamiento, con un nivel de vibraciones muy contenido para un mono. Lógicamente el mayor nivel de vibraciones está en lo alto del cuentavueltas, pero gracias a una entrega temprana de buena parte de su torque, podemos circular a baja velocidad y marchas largas para mejorar aún más el confort de marcha. Es un motor que siempre tiene respuesta. Me gustó mucho también la puesta a punto de la inyección, siendo muy suaves las aperturas y cierres de acelerador, evitando tironeos molestos.

Te puede interesar
La nueva Bajaj N250: ¿es digna heredera de la NS200?

Aparte de la forma en la que entrega el torque y la serenidad de marcha, este motor se destaca por un consumo bastante bajo, ya que relevamos que necesitó solo 3 litros para recorrer los 100 kms urbanos. Esto, atado a un tanque de 14 lts (bastante para una Rouser) nos da un rango de autonomía superior a los 400 kms. Una barbaridad.

Mención aparte para la suavidad del comando de caja, que quizás es un pelín largo, pero no importa. Es todo dulzura. Lo mismo con la palanca de embrague, literal, se acciona con un dedo. Con solo 5 marchas, pero bien escalonadas, la N250 logra sacar lo mejor de su impulsor y en ningún momento se siente forzada o girando en regímenes molestos.

El chasis es una estructura tubular de acero que se asocia a una horquilla convencional de 37 mm de barras y a un monoshock, con regulación de precarga, anclado de manera directa al basculante. El setting de suspensiones elegido por Bajaj está claramente enfocado al confort de marcha en ciudad, con un monoshock que no se percibe “tan seco” como en otros modelos de la marca. Ya en un manejo más deportivo o alcanzando las máximas prestaciones de la moto, es quizás donde nos gustaría unas suspensiones más rígidas.

En los papeles, 162 kg en vacío no parecen una gran marca para este segmento, pero evidentemente Bajaj logra repartirlos de manera muy eficiente en esta N250. Les puedo asegurar que parecieran entre 15 y 20 kilos menos, lo que repercute en una maniobrabilidad fácil y rápida en la ciudad.

Te puede interesar
Bajaj ya prueba sus nuevas NS250: inminente lanzamiento

Sobre llantas de aleación liviana de 17” encontramos unos cauchos de marca MRF en medida 100/80 delante y 130/70 detrás. La verdad es que quedé bastante conforme con el rendimiento de estos neumáticos, aunque no tuve la posibilidad de probarlos bajo la lluvia.

Otro aspecto en el que es pionera esta N250 dentro de la familia Rouser/Pulsar, por lo menos para nuestro mercado, es en la incorporación del ABS de doble canal. Debo admitir que no conocía la marca de bombas y pinzas Grimeca que monta esta N250 (o capaz que sí ya la había probado pero desconocía que eran de esta marca) y me sorprendieron para bien. Les digo más, por tacto y desempeño, los frenos me parecen uno de los puntos altos de esta moto. Respecto a los fierros, encontramos un disco delantero de 300 mm y un trasero de 230 mm.

Para cerrar voy a decirles que no esperaba tanto de esta Bajaj N250. Me sorprendió sobre todo en lo referente al tacto general, frenos, caja, embrague, acelerador, etc. La forma en que entrega el torque y el bajo consumo me parecen los aspectos más sobresalientes de este nuevo motor aceitero. Una moto muy recomendable para el día a día, que se la nota muy robusta y confiable y, sin duda, una de las mejores opciones del segmento.

Fotos Bajaj Rouser N250

Bajaj Rouser N250 Bajaj Rouser N250 Bajaj Rouser N250Bajaj N250  Bajaj N250 Bajaj N250 Bajaj N250